La segunda visita de Donald Trump a Europa como presidente de Estados Unidos encendió el clima político con sus duras posturas en diversos temas.

El mandatario se trasladó al Viejo Continente para participar en la reunión del G-20 en Hamburgo, Alemania, pero primero hizo una escala en Polonia, donde dio un discurso encendido en el cual, incluso, llamó a Occidente a ser fuerte para sobrevivir a amenazas externas.

Aunado a esto, la canciller alemana Angela Merkel se adelantó a marcar las diferencias que tiene con Trump, con lo que se anticipa un encuentro ríspido en la cumbre de los líderes de las 20 economías más grandes del planeta.

 

PUBLICIDAD

Comercio y clima, puntos de desencuentro

La retórica del presidente estadounidense contra el libre comercio y la protección del medio ambiente puede ocasionarle en Europa quedarse aislado.

Con respecto al comercio, Merkel se mostró contraria al proteccionismo a un día del inicio de la reunión multilateral.

“Estamos unidos en nuestra voluntad de fortalecer las relaciones multilaterales en la cumbre del G-20 (…) necesitamos una sociedad abierta, especialmente flujos comerciales abiertos”, declaró Merkel en Berlín.

Lee también: UE y Japón firman acuerdo contra proteccionismo de Trump

La canciller también se manifestó a favor del Acuerdo de París, pacto ambiental al que Trump le dio la espalda, y aseguró que “muchos y muchos países” quieren continuar con las medidas acordadas contra el calentamiento global.

Sobre el pronunciamiento que tendrá el texto final de la cumbre en cuanto al clima, Merkel mencióno que las negociaciones con Estados Unidos “no serán fáciles”.

“Naturalmente no vamos a esconder nuestras diferencias, al contrario, vamos a llamarlas por su nombre porque hay divergencias de opinión en algunas cuestiones esenciales”, añadió.

 

Se desmarca Trump de Rusia

El presidente estadounidense criticó abiertamente a Rusia en su discurso ante unas 15,000 personas en la capital de Polonia.

Trump afirmó que Estados Unidos trabaja con sus aliados para oponerse “a las acciones de Rusia y a su comportamiento desestabilizador”.

Además, por primera vez admitió que Rusia pudo haber interferido en las elecciones presidenciales que lo llevaron a la Casa Blanca.

“Creo que pudo ser perfectamente Rusia. Pienso que también pudo haber otros países. No seré específico. Pero creo que mucha gente interfirió”, mencionó.

Estas declaraciones se dan en la antesala del primer encuentro de Trump con Vladimir Putin en la reunión del G-20.

 

Respalda, por fin, a la OTAN

Mes y medio después de que se negara a hacerlo en su primera visita a Europa como presidente, Trump dio por fin su respaldo explícito al principio de defensa mutua de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“Estados Unidos ha probado, no sólo con palabras, sino con actos, que apoyamos firmemente el artículo 5 (del Tratado). La relación transatlántica entre Estados Unidos y Europa es siempre fuerte y tal vez, en ciertos aspectos, incluso más fuerte que nunca”, aseveró en su discurso en Varsovia.

La nueva actitud de Trump hacia la OTAN contrastó con la que hace unas semanas, cuando incluso se quejó ante los mandatarios europeos de que no destinaban el suficiente presupuesto a su defensa y de que Estados Unidos sí pone muchos de sus recursos.

 

Occidente, bajo amenaza

En el mismo acto público, el presidente estadounidense advirtió que la civilización occidental y sus valores están bajo las amenazas del terrorismo islámico y la “erosión de las tradiciones”.

Trump retomó la historia de Polonia, donde es recordada su resistencia ante el nazismo y el comunismo de la Unión Soviética.

“La experiencia de Polonia nos recuerda (que) la defensa de Occidente se basa en última instancia no sólo en los medios, sino también en la voluntad de sus habitantes para imponerse”, arengó el líder estadounidense.

“La cuestión fundamental de nuestra época es si Occidente tiene la voluntad de sobrevivir”.

Advertencia a Corea del Norte

El lanzamiento de prueba de un misil que realizó Corea del Norte el martes pasado no pasó desapercibido en el discurso de Trump en Varsovia.

Ahí, el mandatario comentó que su gobierno analiza medidas “bastante duras” contra ese país, aunque aclaró que eso “no quiere decir que lo hagamos”.

“Llamo a todas las naciones a afrontar esta amenaza global y a demostrar públicamente a Corea del Norte que hay consecuencias a su muy, muy mal comportamiento”, expresó Trump.

 

Siguientes artículos

Pemex
México cerrará 2017 con inversiones energéticas por 100,000 mdd
Por

Para las Rondas 2.2 y 2.3 se esperan inversiones de hasta 1,200 mdd.