Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, amenazó este martes con imponer un “gran impuesto fronterizo” al fabricante automotriz General Motors (GM) por producir su modelo Chevy Cruze en México.

“General Motors está enviando su modelo Chevy Cruze fabricado en México a los concesionarios de Estados Unidos libre de impuestos en la frontera. ¡Hágalo en EU o pague un gran impuesto fronterizo!”, publicó el mandatario electo en un mensaje en Twitter.

La armadora estadounidense anunció que ensamblaría su nueva generación del Cruze compacto en México para expandirse a países latinoamericanos y aprovechar los bajos costos y los acuerdos comerciales, y en 2015 dijo que destinaría 350 mdd para fabricar este modelo en Coahuila como parte de una inversión de 5,000 mdd en plantas mexicanas, anunciada en 2014 y que crearía 5,600 empleos.

A través de un comunicado, GM precisó que fabrica la mayoría de este compacto en Lordstown, Ohio, cerca de Cleveland; e importa la versión hatchback -que salió a la venta en octubre pasado- desde su fábrica en Ramos Arizpe (Coahuila), que constituye una proporción menor de los 172,000 Cruze vendidos el año pasado hasta noviembre, de acuerdo con cifras de la automotriz.

La compañía estadounidense importó algunos sedanes Cruze desde México el año pasado para responder a la demanda, pero ahora todos los sedanes vendidos en Estados Unidos salen de la planta de Ohio, señaló un vocero de la firma en el comunicado.

En México, el fabricante automotriz cuenta con cuatro complejos manufactureros en Toluca, Ramos Arizpe, Silao y San Luis Potosí, donde se ensamblan automóviles y componentes como transmisiones y motores para el consumo nacional y de exportación.

 

Siguientes artículos

Las mejores piernas de América Latina seducen a los millonarios asiáticos
Por

Los millonarios de China y el resto de Asia han contratado a jugadores de América Latina para que se luzcan en sus equip...