Notimex.- El presidente Donald Trump afirmó que por fin los demócratas entienden que Estados Unidos vive una emergencia fronteriza, ya que se ha registrado un aumento de 400% en la llegada de indocumentados respecto a otros años.

En el marco de una visita a Calexico, California, para visitar un nuevo tramo del muro que se construye en esa zona, el mandatario consideró que “hay muy buenos resultados por lo que estamos haciendo (…) y me dicen que la gente está muy contenta…”.

Puntualizó que el aumento en el flujo de migrantes indocumentados “es algo que no podermos permitir” y alertó que el sistema del país está desbordado por la llegada de ilegales.

Ya no hay lugar

Trump aseguró que Estados Unidos ya no puede recibir a más migrantes ni en los centros de detención, ni en los refugios. “Regrésense a sus países”, manifestó.

El jefe de la Casa Blanca sostuvo que tanto el número de ilegales, como el tráfico de drogas y de personas es un fenómeno muy viejo, pero nunca había sido tan dramático como ahora, “tanto en nuestra frontera como en el mundo entero”.

Esfuerzo válido

En tanto, previo a su visita a la frontera, el mandatario reconoció los esfuerzos de México en materia migratoria y llamó al Congreso de su país a modificar las leyes en ese campo.

En los últimos cuatro días México ha hecho más que en los pasados 35 años, dijo en una reunión con la prensa en los jardines de la casa Blanca, poco antes de partir para la fronteriza ciudad de Calexico, donde estará este mismo viernes.

“México ha sido realmente increíble, está deteniendo a todos (los inmigrantes sin documentos) en estos días”, acotó.

Lee también: 70% de Wall Street cree que Trump será reelegido en 2020

Al mismo tiempo demandó que el Congreso estadunidense modifique las leyes migratorias y acabe con disposiciones como la llamada “lotería migratoria”.

El tono del mandatario antes de iniciar su recorrido contrastó con los mensajes que había enviado un par de horas antes a través de la red social Twitter, donde había mantenido un tono duro hacia su vecino del sur.

“Si por alguna razón México deja de detener a los migrantes ilegales y no los lleva de regreso a su lugar de origen, Estados Unidos se verán obligados a aplicar un arancel al 25% a todos los automóviles fabricados en México y enviados a la frontera”, al reiterar una posición manifestada días atrás.

 

Siguientes artículos

Hacer súper en línea crecerá un 20% el próximo año
Por

Según estudios de mercado, el usuario digital está migrando cada vez más sus compras rutinarias al mundo online, y sobre...