El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ya empezó a formar su equipo de gobierno y entre los primeros puestos ofreció el cargo de fiscal general al senador por Alabama, Jeff Sessions, y el de director de la CIA, al congresista Mike Pompeo, revelaron hoy fuentes cercanas del magnate a medios estadounidenses.

Sessions, senador desde 1996 y quien forma parte del comité judicial de la Cámara Alta del Congreso de EU, es uno de los más férreos detractores de cualquier tipo de legalización de inmigrantes indocumentados, fue uno de los asesores de la campaña presidencial de Trump y trabajaba en el equipo de transición del magnate.

“En este momento de la historia de América tenemos que hacer grande a Estados Unidos de nuevo”, declaraba al dar su apoyo al magnate en febrero pasado.

Sessions ha sido acusado de racista y sus posturas radicales contra la inmigración le han generado diversos problemas.

PUBLICIDAD

Te interesa: Trump da a Priebus y Bannon puestos clave en la Casa Blanca

 

Mike Pompeo acepta cargo de nuevo director de la CIA

Por otra parte, se dio a conocer que Mike Pompeo, congresista por Kansas y miembro del movimiento ultraconservador del Tea Party, aceptó la nominación para dirigir la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Según dichas fuentes, Pompeo habría aceptado la jefatura de la CIA.

El congresista se graduó de la Academia Militar de EU en West Point y de la Escuela de Leyes de Harvard, es un republicano conservador y un fuerte crítico del acuerdo nuclear de Obama con Irán.

 

Lee más en: James Clapper renuncia a dirección de Inteligencia Nacional de EU

Michael Flynn sería asesor de seguridad nacional

Anoche se dio a conocer que Trump había ofrecido el puesto de asesor de seguridad nacional al general retirado y ex oficial de Inteligencia Michael Flynn.

Flynn, de 57 años, fue un crítico de la política militar y exterior de Obama mucho antes de que empezara a asesorar a Trump en asuntos de seguridad nacional durante la campaña presidencial. Como asesor de seguridad nacional, Flynn trabajaría en el ala oeste y tendría acceso frecuente al nuevo presidente.

Trump no ha hecho apariciones públicas esta semana, pero sus reuniones han señalado un enfoque en la seguridad nacional. El jueves tuvo un encuentro con el primer ministro japonés Shinzo Abe, su primera reunión cara a cara con un líder extranjero desde que ganó las elecciones.

También consultó con el ex secretario de Estado Henry Kissinger y se sentó con el gobernador de Carolina del Sur Nikki Haley, un contendiente potencial para dirigir el Departamento de Estado.

 

Siguientes artículos

Superar exceso de confianza, nuevo reto empresarial
Por

Métodos obsoletos de ciberseguridad y exceso de confianza vuelven vulnerables a las empresas. Es imperante quitar la pau...