Para el think tank ruso Valdai Discussion Club, el encuentro entre los líderes de los países protagonistas de la Guerra Fría le dará una oportunidad a Donald Trump para ganar puntos.

“Trump es un político que va a contracorriente. Si todo el mundo repite que Rusia es mala, él dirá que no. Esto es lo que le caracteriza como político”, apuntó en un comunicado publicado en su sitio web.

La organización afirma desconocer la lógica tras el encuentro que se dará el 16 de julio en Helsinki e hizo mención a las controversias originadas en la última reunión del G7 debido a los aranceles y decisiones que suman tensión en las relaciones de Estados Unidos con sus aliados.

“Trump es un hombre que sólo trabaja por sí mismo”, afirma esta fundación que está parcialmente financiada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia y es considerada afín al Kremlin.

El encuentro entre Trump y Vladimir Putin se percibe con esperanza contenida desde este think tank con sede en Moscú.

La organización reconoce que es aún temprano para concluir que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, que “han permanecido malas desde el inicio de la presidencia de Trump”, haya cambiado significativamente.

“Este es un tipo de ‘pausa operativa’, en la que EU observa a su alrededor, evalúa su agenda y decide qué hacer”, afirmó.

Tampoco, agregó, pueden esperarse resultados que afecten cuestiones fundamentales entre los anfitriones del Kremlin y la Casa Blanca.

No obstante, sí observa espacio para que el acercamiento entre los mandatarios sea “considerablemente diferente” de encuentros privados pasados, al margen de eventos internacionales, consideró el director de Programas, Ivan Timofeev.

En cuanto a la agenda que va a tratarse, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso afirmó este jueves que aún están trabajando en la agenda a tratar, aunque adelantó que los temas no diferirán de los que normalmente se tratan en este tipo de encuentros: Siria, el Próximo Oriente y el norte de África, los asentamientos en Israel, Ucrania, cuestiones bilaterales y terrorismo internacional.

“Vamos a ser realistas y pragmáticos”, afirmó en conferencia de prensa desde Moscú.

Desde Valdai, se intuye que los líderes dejarán en un segundo plano la cooperación económica y que temas como Ucrania difícilmente verán algún progreso luego de este encuentro.

“Trump y Putin se centrarán probablemente en cuestiones estratégicas, control de armas y la no proliferación nuclear”, señaló al organización.

Asimismo, previó que después de la reunión a dos bandas, se va a firmar un documento bilateral para esbozar las líneas de la próxima discusión, parecida a la declaración-marco que firmaron en abril de 2008 los presidentes Putin y George W. Bush.

 

Siguientes artículos

México pedirá a la ONU evitar separación de familias migrantes
Por

El canciller Luis Videgaray se reunirá con el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, para realizar...