Por Dan Alexander

Un año después de asumir el cargo, la fortuna del presidente Donald Trump se redujo en aproximadamente 400 millones de dólares a 3,100 mdd en la última lista de multimillonarios de Forbes. Su patrimonio neto permanece incluso en la lista más reciente de Forbes 400 de los estadounidenses más ricos, lanzada en octubre. ¿Qué causó el declive año tras año? Los mercados son en parte los culpables: los bienes raíces minoristas en la ciudad de Nueva York siguen teniendo dificultades, pero la personalidad polarizante del presidente también le está costando dinero.

El auge del comercio electrónico ha reducido el valor de propiedades como la Trump Tower, que se encuentra en el corazón de la meca de las compras de la Quinta Avenida en la ciudad de Nueva York. Forbes estima que el valor del edificio más famoso de Trump cayó en 41 mdd en el último año.

Lee también: Los multimillonarios de Forbes 2018: nuevas fortunas y sorpresas

PUBLICIDAD

A la vuelta de la esquina, la propiedad del presidente en 6 East 57th Street ha sufrido aún más. Padeciendo los avatares del mercado, Nike, un viejo inquilino de Trump, anunció que abandonará el inmueble esta primavera. Eso deja a la Organización Trump en la necesidad de un nuevo ocupante en su propiedad de aproximadamente 6,000 metros cuadrados. “No conozco ningún inquilino que necesite tanto espacio aparte de los grandes almacenes”, dijo el agente de bienes raíces de Manhattan, Eric Anton. “Y no creo que haya grandes almacenes en expansión”.

Las propiedades de golf del presidente se han visto menos afectadas por los cambios del mercado, pero parecen ser más susceptibles a las corrientes políticas. Tres de los clubes de golf más grandes del presidente están en estados que votaron por él, y los ingresos parecen haber aumentado más del 5% en todos ellos. El revés ocurrió en lugares donde Trump perdió ante Hillary Clinton, con ventas estimadas del 4% en el noreste y Los Ángeles. Los ingresos también bajaron en Escocia, donde el presidente posee dos clubes de golf.

El valor de la empresa de licencias y administración hoteleras de Trump se contrajo unos 50 mdd en el último año, mientras el poder de la marca Trump parece desvanecerse en mercados como Toronto y Nueva York, donde los inversionistas han retirado el nombre del presidente de los hoteles. El lunes, según reportes, los trabajadores quitaron el nombre de Trump de una tercera torre, en Panamá.

Poco antes de que Trump se convirtiera en presidente, su abogado prometió que no habría nuevos contratos internacionales mientras Trump estuviera en el cargo, cerrando efectivamente una posible vía de crecimiento. Meses después, la Organización Trump anunció planes para dos nuevas marcas nacionales, llamadas Scion y American Idea. Hasta el momento, solo han anunciado cuatro acuerdos. “Creo que es una misión imposible”, dice un experto en hotelería.

Hay puntos brillantes en la cartera del presidente. El espacio de oficinas en el centro de Manhattan tiene un mejor desempeño que el comercio minorista en el centro de la ciudad, lo que ayudó a elevar la valuación de la propiedad más valiosa de Trump, 40 Wall Street, en aproximadamente 32 millones.

Lee también: Trump protagoniza el mayor conflicto de intereses en la historia de EU

El magnate inmobiliario Steven Roth puede estar haciendo más para aumentar la fortuna del presidente que cualquier otra persona. Como gerente general de Vornado Realty Trust, Roth supervisa la administración de 1290 Avenue of the Americas en Nueva York y 555 California Street en San Francisco, dos propiedades en las que Trump posee una participación de 30%. Las ganancias aumentaron aproximadamente 15% en el edificio de Nueva York, y el mercado continúa prosperando en San Francisco, aumentando el valor de las dos tenencias de Trump en un total de 71 mdd.

Forbes también descubrió información adicional que aumentó el valor de ciertos activos a la vez que disminuía el valor de otros. El presidente canceló un préstamo contra Niketown, por ejemplo, y aparentemente obtuvo una deuda adicional de 45 mdd en su hotel de Washington D.C.

Todo suma una fortuna estimada de 3,100 mdd, muy lejos de los 10,000 millones que el ahora presidente afirmó tener una vez, pero no obstante lo suficiente como para convertirlo en el presidente más rico de la historia de Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

Todos los equipos de la NBA ya valen más de 1,000 millones de dólares
Por

Ya no es descabellado imaginar un mundo en el que los equipos de la NBA valen más que sus contrapartes de la NFL. Los in...