En la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el gobierno de Donald Trump buscará reformas “modestas”, aunque mantendrá algunas de las disposiciones que han causado controversia.

De acuerdo con el diario The Wall Street Journal (WSJ), que tuvo acceso al documento, uno de los cambios más importantes planteados en el borrador, entregado por el gobierno al Congreso, propone permitir a las naciones firmantes la imposición de tarifas arancelarias cuando el nivel de importación “dañe o amenace seriamente” a industrias locales.

Jeffrey Schott, experto en comercio del Instituto Peterson de Economía Internacional, citado por WSJ, explicó que Bill Clinton buscó introducir estas tarifas, conocidas como “snapback” en la jerga comercial, hace 24 años al negociar acuerdos paralelos al TLC original, pero México no lo aceptó.

Entre otras disposiciones, el proyecto de reforma mantendría un panel de arbitraje que permite a los inversionistas de Canadá, EU y México evitar los tribunales locales para resolver demandas civiles, pese a las críticas que han recibido estos mecanismos al considerar que afectan a la soberanía nacional.

PUBLICIDAD

El proyecto buscaría “mejorar los procedimientos para resolver disputas”, en lugar de eliminar los paneles de arbitraje por completo, destaca la nota publicada en la versión electrónica del WSJ.

El diario neoyorquino también señala que Estados Unidos no utilizaría la renegociación del TLCAN para lidiar con las disputas sobre las políticas de moneda extranjera o para alcanzar metas numéricas en torno al déficit comercial bilateral.

Para WSJ el documento, enviado por la oficina del representante comercial del gobierno al Congreso, constituye un compromiso entre los deseos de los más agresivos consejeros comerciales de utilizar las renegociaciones como una forma de establecer una nueva agenda comercial y los moderados que impulsan un modelo tradicional de libre comercio.

Este proyecto, que aún podría ser revisado, sería la base de una negociación que iniciaría 90 días después de que el gobierno de Trump notifique al Congreso sobre su intención de iniciar renegociaciones formales, lo que según el canciller mexicano Luis Videgaray ocurriría en los próximos días, para comenzar las conversaciones formales en julio.

“Por eso decimos que empezaremos a negociar en julio, porque la expectativa es que hagan la notificación en los próximos días, durante ese periodo algo que será importante es que vayan ocurriendo los nombramientos, particular una clave es el represente comercial de los Estados Unidos, el que es designado es Robert Lighthizer”, dijo hace una semana.

Lee: Hay menos confrontación entre México y EU, asegura Videgaray

La legislación estadounidense señala que a partir de que la autoridad comercial presente el documento definitivo al Congreso anunciando la renegociación, deben pasar 90 días para el arranque formal de las mismas.

A través de una carta, que acompañaba el borrador enviado a los miembros del Comité de Finanzas del Senado, el gobierno de Trump pidió buscar medidas para revisar el déficit comercial que mantiene con Canadá y México, aunque no planteó ninguna en concreto.

Sobre las llamadas reglas de origen –al porcentaje de un producto que debe producirse en los países del TLCAN– podrían modificarse para “apoyar la producción y el empleo en Estados Unidos”, aunque no detalla cómo lograría ese objetivo o el porcentaje que desea.

Otro cambio que podría darse sería en la sección de compras gubernamentales del TLCAN, ya que hoy los gobiernos consideran ofertas de los tres países, pero el borrador propone que las compras se lleven a cabo de modo consistente con políticas que den preferencias a adquisiciones nacionales.

La cláusula abriría la puerta para las políticas de “Buy American” (Compra lo estadunidense) impulsada por Trump, pero los comercios estadunidenses podrían perder también parte de sus ventas en México y Canadá.

Te puede interesar: Gobierno y empresarios cerrarán consultas por TLCAN en mayo

 

Siguientes artículos

eva-cancer-mama
A sus 18 años, un mexicano puede revolucionar la detección del cáncer de mama
Por

EVA es el nombre de un dispositivo portátil que detecta el cáncer de mama en etapas tempranas. Julián Ríos es un joven i...