Viviane Reding, la comisaria de Justicia de la Unión, dijo que quería que Washington mantuviera su promesa de dar a todos los ciudadanos de la región, el derecho a presentar una demanda en Estados Unidos si se efectuaba un mal uso de sus datos.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

BRUSELAS – La Comisión Europea pidió una nueva protección para los europeos frente a las leyes de Estados Unidos contra el mal uso de los datos personales, en un intento por mantener a raya el programa de vigilancia de Washington que se conoció tras las filtraciones del ex analista de seguridad Edward Snowden.

La comisaria de Justicia de la UE, Viviane Reding, dijo que quería que Washington mantuviera su promesa de dar a todos los ciudadanos de la UE el derecho a presentar una demanda en Estados Unidos si se efectuaba un mal uso de sus datos.

“He dejado (…) claro que Europa espera ver los cambios legislativos necesarios en Estados Unidos más pronto que tarde, y en cualquier caso antes del verano (boreal) de 2014”, dijo.

El mensaje de Reding fue reforzado por el borrador de un informe al que tuvo acceso Reuters que pide “mucha atención por parte de la UE” a la hora de vigilar los acuerdos de intercambio de datos dada la “gran escala de recolección y procesamiento de información personal bajo los programas de vigilancia de Estados Unidos”.

Las declaraciones subrayan una sensación creciente de malestar en Europa en un momento delicado de las relaciones transatlánticas, cuando Washington y Bruselas buscan un pacto comercial que profundice sus relaciones.

Meses después de que funcionarios estadounidenses confirmaran la existencia de PRISM, un programa para recopilar datos de Google, Facebook y otras empresas en Estados Unidos, los expertos europeos descargaron su frustración.

“Los ciudadanos de la UE no disfrutan de los mismos derechos y garantías de procedimiento que los estadounidenses”, escribieron los responsables cuando abordaron la transferencia de datos.

En el informe hablaron de la necesidad de mejorar la transparencia en el plan que permite a las empresas en Europa recopilar información personal sobre clientes para enviarla a Estados Unidos.

Pero algunos creen que la postura del Ejecutivo de la UE, que redacta la leyes para los 28 países del bloque, es débil.

“Somos un gigante económico y nos comportamos como un enano político”, dijo la diputada holandesa Sophie in ‘t Veld. “La Comisión y los estados miembros son extremadamente tímidos. Le están fallando a sus ciudadanos”.

“No es una cuestión legal (…) Se trata de Europa comportándose como una entidad con autoconfianza política”, agregó.

In ‘t Veld es miembro del comité de libertades civiles del Parlamento Europeo, que recientemente votó a favor de un régimen más estricto de la privacidad de datos en la región.

 

 

Siguientes artículos

Tiffany & Co gana con baja en precios de oro y diamantes
Por

Las ganancias trimestrales fueron altas gracias a que se reportaron ventas mucho más fuertes que las esperadas.   R...