Un reciente estudio del doctor Stephen Ross, profesor asociado de psiquiatría en el Departamento de Psiquiatría de la NYU Langone Health, indica que una dosis única de psilocibina, compuesto que se encuentra en los “hongos mágicos”, proporciona alivio a largo plazo a la ansiedad y la depresión.

Si bien el estudio se enfoca en el universo de los pacientes con cáncer, “nuestros hallazgos sugieren fuertemente que la terapia con psilocibina es un medio prometedor para mejorar el bienestar emocional, psicológico y espiritual de los pacientes con cáncer potencialmente mortal”, sostuvo Ross.

De hecho, pacientes con cáncer que recibieron psilocibina informaron reducciones en la ansiedad, depresión, desesperanza, desmoralización y ansiedad por muerte más de cuatro años después de recibir la dosis en combinación con psicoterapia.

Los hallazgos se basan en las mejoras informadas por primera vez por el equipo en 2016, en las que 29 pacientes con ansiedad y depresión relacionadas con el cáncer recibieron una dosis única de psilocibina o una vitamina placebo llamada niacina.

A los seis meses y medio, después de que todos los pacientes hubieran recibido psilocibina, alrededor del 60% al 80% mostraron reducciones clínicamente significativas en la depresión, la ansiedad y la angustia existencial, y mejoraron las actitudes hacia la muerte, indica un informe periodístico.

Quince de los participantes originales fueron seguidos años después y mostraron mejoras sostenidas a largo plazo (unos 4.5 años), con más del 70% de ellos atribuyendo aún más “cambios de vida positivos” a la experiencia de la terapia, calificándola entre “las más significativas y espirituales experiencias significativas de sus vidas”, según el estudio publicado en el Journal of Psychopharmacology.

“Este enfoque tiene el potencial de producir un cambio de paradigma en la atención psicológica y existencial de pacientes con cáncer, especialmente aquellos con enfermedad terminal”, dijo Ross en un comunicado.

Ross cree que es necesario en la medicina un medio alternativo para tratar la ansiedad y la depresión entre los pacientes con cáncer, afirmando que un tercio de las personas diagnosticadas con cáncer desarrollarán ansiedad, depresión y otras formas de angustia.

Aunque su equipo no comprende completamente cómo la psilocibina tiene tales efectos en la mente, previamente sugirieron que podría deberse a que nuestros cerebros tienen un nivel de neuroplasticidad: la capacidad de adaptarse y cambiar con diversas experiencias.

Con información de CNN Health y Journal of Psychopharmacology.

Lee también: Mujeres que toman mucho café corren riesgo de no quedar embarazadas: estudio

 

Siguientes artículos

La ‘Novena Sinfonía’ y las dictaduras
Por

"Todos los hombres serán hermanos", canta el coro de la "Novena Sinfonía" de Beethoven. "Todos menos los judíos, los neg...