Múltiples usuarios de redes sociales han reportado desabasto en gasolineras de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Las estaciones afectadas se pertenecen a las franquicias de Pemex, BP y se ubican en la zona de Santa Fe, Iztapalapa, Avenida Congreso de la Unión, Avenida Álvaro Obregón  y Carretera México-Toluca.

Forbes México consultó a Pemex, quien es el suministrador de combustibles a múltiples franquicias en el Valle de México, pero no obtuvo respuesta.

La estrategia del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, incluyó el cierre de ductos para combatir el robo de combustible, concentrado en la zona de El Bajío.

Este problema del ‘huachicoleo’ costó a la empresa petrolera 66,000 millones de pesos durante 2018.

El pasado 7 de enero, Rocío Nahle, secretaría de Energía, reconoció que hubo una falla logística ante el cierre de ductos, ofreció disculpas a la población y prometió que el abasto se normalizaría lo antes posible sin detallar cuándo.

 

Siguientes artículos

BMV gana tras impulso al sector financiero con peso en valor estable
Por

Se registró alza en medio de apuestas de que Estados Unidos y China lograrían acuerdo para terminar la guerra comercial...