Venezuela acusó el martes a Estados Unidos de querer castigar al pueblo venezolano con nuevas sanciones, después de que Washington aprobara medidas contra el gobierno de Nicolás Maduro por haber sido reelegido en un proceso tildado de “farsa”.

Estados Unidos, países de Latinoamérica y Europa han desconocido el resultado de la votación el domingo asegurando que no fue un proceso justo y limpio, pero Maduro ha dicho que “le resbala” que lo reconozcan o no y que va a trabajar por sacar al país del estancamiento económico y de la hiperinflación.

Venezuela “condena, una vez más, la sistemática campaña de agresiones y hostilidades del régimen estadounidense que procura castigar al pueblo venezolano por ejercer su sagrado y legítimo derecho al voto”, dijo la cancillería en un comunicado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el lunes una orden ejecutiva que prohíbe a ciudadanos y residentes estadounidenses comprar deuda venezolana, incluyendo cualquier pasivo del gobierno y cuentas por cobrar relacionadas con el crudo vendido por el país miembro de la OPEP.

PUBLICIDAD

Puedes leer:  CIDH condena violaciones a derechos humanos en Nicaragua

Las sanciones “ilícitas e ilegítimas” intentan “expandir el cerco económico y financiero contra nuestra patria”, dijo la cancillería venezolana.

“Alertamos a la comunidad internacional sobre la amenaza a la paz mundial que representa el régimen supremacista, racista e intervencionista que hoy gobierna en Washington, inspirado en los nefastos postulados del Ku Kux (sic) Klan, y que promueve el odio, la intolerancia y el linchamiento político y financiero contra el digno pueblo de Venezuela”, agregó el comunicado.

 

Siguientes artículos

Zuckerberg se disculpará con legisladores europeos por mal uso de datos
Por

Facebook ha sido objeto de escrutinio por parte de políticos de ambos lados del Atlántico después de que trascendió que...