EFE.- Las ventas al por menor en Estados Unidos subieron un 3,8 % en enero, pese a la elevada inflación del 7.5% interanual que registró el país durante ese mes, lo que indica que por el momento los altos precios no han reducido el apetito de los consumidores.

Según datos publicados este mediodía por la Oficina del Censo de EU, los consumidores estadounidenses se gastaron en total 649,800 mdd en bienes y servicios en enero, lo que supone un 3.8% más que el mes anterior y una subida del 13% con respecto a enero de 2021, cuando las restricciones por la pandemia eran mucho mayores.

Por sectores, las ventas en tiendas o por internet subieron un 11.4% interanual, mientras que las ventas en gasolineras aumentaron un 33.4% y las de bares y restaurantes lo hicieron un 27%.

La fuerte demanda por parte de los consumidores está siendo el motor principal detrás del robusto crecimiento económico en EU, pero también uno de los mayores contribuyentes a la elevada inflación, que en enero se disparó hasta el 7.5%, cinco décimas por encima de la de diciembre.

También lee: Biden dice que la Fed debería ‘recalibrar’ respaldo a la economía EU

La de diciembre de 2021 es la mayor subida interanual desde febrero de 1982, según informó la Oficina de Estadísticas Laborales.

La elevada inflación es la principal preocupación para la Reserva Federal (Fed) estadounidense, como admitió recientemente su presidente, Jerome Powell, aunque este organismo aún no se ha decidido a subir los tipos de interés para tratar de frenar la fuerte subida de precios.

Así, el banco central estadounidense volvió a dejar sin cambios los tipos de interés, que están en un rango de entre el 0% y el 0.25%, pero adelantó que la subida de los tipos se producirá pronto, posiblemente en marzo.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

periodistas asesinados
Unión Europea condena asesinato de periodista en Salina Cruz, Oaxaca
Por

La Unión Europea, Noruega y Suiza expresaron preocupación por la 'falta de resultados en la pesquisa de periodistas ases...