Los últimos minutos de la conferencia “mañanera” de hoy transcurrieron entre reproches de los comunicadores por falta de información precisa y ataques del presidente Andrés Manuel López Obrador a la “falta de responsabilidad” de los medios de comunicación. 

Aunque el mandatario se comprometió a que en su conferencia de esta mañana se abordarían, de forma casi exclusiva, los cuestionamientos de la prensa en torno al operativo de Culiacán en el cual fue detenido y liberado Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, una buena parte de las dos horas y media que duró el dialogo entre autoridades y medios de comunicación pasaron entre generalidades, frases comunes y preguntas de otra índole.

Por ejemplo, el mandatario habló del resultado del partido de béisbol de los Astros contra los Nacionales, la construcción de una planta privada de fertilizantes en Topolobampo, su opinión de que México adopte un modelo de autodefensas como Cherán y la construcción de la presa Pilares-Bicentenario que afectaría a comunidades indígenas de Sonora. 

Las preguntas sobre el operativo tardaron en llegar y al respecto dieron más detalles los titulares de la Defensa Nacional y de la Marina, el general Luis Cresencio Sandoval y el almirante Rafael Ojeda.

Lee también: Operativo en Culiacán, sin injerencia de Washington: AMLO

Luego de contestar la pregunta del noveno comunicador en tomar la palabra, el presidente dio por terminada la conferencia y afirmó que en la próxima conferencia se abordarían más detalles del tema, lo que generó la molestia de algunos reporteros, quienes empezaron a gritar sus preguntas y reprochar la falta de precisión en la información. 

López Obrador respondió a los reproches con críticas a las versiones falsas que difundieron algunos medios sobre el operativo.

“Ya estamos informando como nunca se había hecho y dejamos de manifiesto que nos importaba más la vida que nunca, porque jamás se había actuado así, poniendo por delante el interés de las personas”, aseguró.

“No fue así el comportamiento, sigue sin ser así el comportamiento de los medios que actúan no en representación de los ciudadanos, desde luego no todos, no vamos a generalizar, sino que actúan en función de intereses”. 

Entre gritos se formularon cuestionamientos como la inconsistencia en las declaraciones entre Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, y Luis Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional; se demandaron precisiones en torno a la hora y el procedimiento de liberación de Guzmán López, y la negociación que hubo para liberar al capo. 

Pero el mandatario evadió las preguntas y se enfoco en señalar que la información que se había presentado era importante para acabar con el amarillismo de “algunos” medios de comunicación. 

“¿Saben qué llegó a decir Gustavo Madero? Dice: ‘Le muerden la mano a quien les quitó el bozal’. Eso no se lo perdonaron, nunca. Por eso se ensañaron en él, primero en Gustavo Madero y luego en su hermano. Yo no quiero que nunca jamás vuelva a suceder eso. Esa es de las historias más vergonzosas del periodismo y de la política en México”, dijo. 

“Entonces, vamos viendo y cada quien asuma su responsabilidad, pero nada de que nada más va a haber mensaje en un sentido”, insistió López Obrador.

Te recomendamos: Informe de operativo Culiacán revela ausencia en procesos de inteligencia: expertos

 

Siguientes artículos

Operativo en Culiacán, sin injerencia de Washington: AMLO
Por

López Obrador reiteró su confianza en los integrantes del Ejército, la Marina y el grupo de inteligencia encargado del o...