En el país hay más de 40.26 millones de niñas, niños y adolescentes, de los que más de la mitad viven en pobreza, y 12% de ellos en pobreza extrema. Esta condición representa un riesgo para México porque disminuye la posibilidad de equidad y de justicia social, explica, María Josefina Menéndez (Maripina), directora ejecutiva de Save the Children en México.

Esto no es todo, más de 75,000 adolescentes entre 12 y 17 años están casados. Y en promedio, se casan 60 veces más mujeres menores de 15 años que hombres, y seis veces más mujeres de 15 a 17 años que hombres. Además, el matrimonio infantil es todavía permitido en algunos estados, en donde existe alguna dispensa o excepción a la ley, y es que la decisión queda en manos de algún juez de lo familiar.

“Existe una visión cultural en la que no hemos logrado transformar al mundo adulto; en el sentido de que los niños y niñas no son propiedad de los padres de familia; son en verdad un patrimonio de la humanidad, y tenemos una responsabilidad con ellos”, dice María Josefina.

El matrimonio forzado es un escenario de violencia que viven, sobre todo, niñas y adolescentes en México, pero no es el único. La violencia también se manifiesta de diversas maneras: “60% de los niños, 26 millones de estudiantes en primaria han sufrido acoso escolar. Hay un entorno de inequidad, y de violencia… Siete de cada 10 niños han sufrido agresión sicológica o castigo físico. Y en México, cuatro de cada 10 delitos sexuales son cometidos contra niñas y adolescentes… y podemos continuar… 80,000 niños son explotados sexualmente, casi 70% son niñas”, asegura.

PUBLICIDAD

¿Hay esperanza? Maripina responde que sí, y en este sentido, recalca, es importante enfocarse también a las causas del problema, y no sólo a las manifestaciones de la violencia: “Nosotros trabajamos en campo, a nivel local, en las escuelas, en los espacios comunitarios, con los padres de familia, maestros y autoridades para tratar de hacer cambios profundos de consciencia y transformar este impacto de la cultura patriarcal”, dice.

Desde la organización que preside, explica, se promueve el autocuidado de niños y jóvenes, y la construcción de una nueva ciudadanía, para que ellos comprendan que también existe una corresponsabilidad en la protección de sí mismos. “Todo mundo hablamos de un estado de derecho, pero no sabemos cómo esto se traduce en nuestra vida cotidiana, y en este sentido, les hablamos [a niñas, niños y jóvenes], de que son ciudadanos de México y el mundo, fortalecemos su identidad, promovemos el autocuidado, la resiliencia, fomentamos con padres de familia y maestros la crianza con ternura, y también la apropiación y el manejo de pensamientos, sentimientos y anhelos. Trabajamos mucho con el aprendizaje a través de métodos como el arte, el juego… que nos permitan efectivamente mejorar las condiciones de resiliencia y de formación de los niños y las niñas”, comenta.

Puedes consultar: México se resiste a invertir en los niños

Save the children también incide en política pública. Y en este sentido, explica Maripina, se encuentran en proceso para que se modifique el Artículo 105 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, fracción cuarta, en donde se exhorta a los padres de familia a que no castiguen físicamente a los niños y no se les humille. El objetivo es que esto se convierta en un delito. “Logramos un dictamen con las fiscalías y con la Procuraduría General de la República (PGR) para que se especifique el delito de acoso cibernético de un adulto hacia un niño… Ante la Suprema Corte de Justicia, estamos solicitando que se erradique el matrimonio infantil, sin dispensas… Eso es a lo que yo le apostaría, a seguir trabajando activamente en esta visión de cambio en relación a los niños, niñas y adolescentes de México”, asegura.

La Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai, visitó México el pasado mes de agosto, y ofreció una serie de conferencias cuyo tema central fue la importancia de la educación para niños, y en específico para niñas. También resaltó la importancia de erradicar el matrimonio infantil y de incrementar el cuidado para esta parte de la población. Al respecto, Maripina comentó que el equipo de Fundación Malala estableció un vínculo con Save the Children para recoger testimonios de niños, niñas y adolescentes en México con respecto a diversas problemáticas. Incluso, explica, la lucha de Malala recuerda la lucha de la organización desde sus inicios para trabajar a favor de la niñez en el mundo.

Te puede interesar: Los gobiernos no van a hacer nada por ustedes: Malala

“Lo último, que es triste, pero importante… tiene que venir una persona con una presencia como la que ella tiene internacionalmente, con una capacidad de lucha, de resiliencia, y de recuperación… Tiene que venir a decir a este país que los derechos humanos son fundamentales, y que la equidad de género y los derechos de las niñas y las adolescentes son una prioridad de vida de este país y una prioridad para su desarrollo”, concluyó.

 

Siguientes artículos

El Trabajo no Remunerado en México representa 24.2% del PIB
Por

En México 43% de las mujeres participa en el mercado laboral, en comparación con el 78% de los hombres, siendo de las ta...