La velocidad, el ruido de un motor perfecto, el placer que brinda la pericia humano a bordo de una máquina perfecta en curvas pronunciadas. La pasión automovilística es una tradición que pocas veces tiene el impacto que otros espectáculos como los conciertos o el futbol mismo. Sin embargo, los iniciados saben que es una de las expresiones más impactantes y selectas de quienes saben reconocer en la tecnología y el deporte, la notable imponencia de una celebración como la FORMULA 1.

Si bien la máxima contienda del automovilismo en el mundo tiene numerosos adeptos que se cuentan por miles, lo cierto es que es una fiesta selecta, a la que los entendidos suelen ir como una secreta cofradía que disfruta de todos los aspectos enriquecedores y sorprendentes de esta justa deportiva.

No sólo se trata de máquinas sorprendentes, de llantas de alto calibre y de un afortunado público asistente que genera una atmósfera sin igual. Lo que veremos del 26 al 28 de octubre de 2018 en el Autódromo Hermanos Rodríguez será una suma de cinco elementos vitales, que hacen de la FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO 2018, uno de los eventos imperdibles más grandes del año. Aquí cinco motivos para no dejar ir una de las tradiciones más importantes para los amantes de las carreras:

1. Tecnología

Cuestión de seguridad, ligereza, desempeño, agarre, torque… la tecnología detrás de un auto de carreras eleva su costo, en tanto cientos de expertos se encuentran desarrollando e implementando lo más novedoso en la materia, sintetizando los aspectos más efectivos de la mecánica automotriz. El de un auto de la FORMULA 1 es un motor caro de mantener.

PUBLICIDAD

Además, todos sus componentes son completamente auténticos, diseñados para dar cerca de 70 giros durante una carrera. Tras dos vueltas mucha gente ya nota las llamadas fuerzas G en el cuello. Algo que sólo se puede vivir al estar presente en carne propia.

Detalles como los frenos, los materiales del volante, e incluso los guantes podrían parecer un elemento accesorio. En la FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO 2018, no. Cada detalle es un sinónimo de excelencia, dinamismo, ingeniería y asistencia durante la carrera.

2. Exclusividad

No sólo hablamos de vivir la pasión en persona, también hablamos del sentido selecto de conocer más a fondo un pedazo de historia automovilística. Desde una visita exclusiva al pit lane, una fotografía en la parrilla de salida, entrar zonas selectas, e incluso la posibilidad de estar a nivel de pista por un momento, la FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO 2018 se distingue por ser un evento exclusivo, especial y sumamente destacado.

3. Velocidad

Si bien son muchos son los elementos que entran en juego para que la FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO 2018 sea un evento de clase mundial, que luzca y sea realmente impresionante, su esencia se apoya en un elemento: la velocidad.

Hacer puntos, dar las mejores vueltas, superar a los contrincantes y mantener un desempeño impecable tiene que lograrse a velocidades seguras aunque sorprendentes. Un ejemplo: en 2004, los autos contendientes en la FORMULA UNO llegaron a su pico de rendimiento y se batió el récord de la vuelta más rápida en Italia. Fue Juan Pablo Montoya quien registró el tiempo récord de la vuelta más rápida en la historia, mismo que sigue vigente: 262,242 km/h.

4. Experiencia

La FORMULA 1 es un deporte, un espectáculo y un arte derivado de algo muy lejano al azar, pero en donde la lógica puede perder su carril. La experiencia y el conocimiento de los pilotos se pone a prueba, encontrándose con el prestigio de las escuderías, la confianza de los patrocinadores y el trabajo probado del equipo. El ganador no sólo es el más rápido, el más entrenado o el más prestigioso, es aquel que supo arriesgar y ganó. Quien posee la experiencia suficiente y contiende en FORMULA 1 sabe qué neumáticos usar, qué condiciones de clima y suelo existen, en qué momento hay que cambiar, ajustar, concentrarse y cuándo ahorrar el esfuerzo clave, ser paciente. Todo ello es la experiencia puesta en juego, sintetizada y dispuesta sobre el circuito.

5. Conocimiento

Tener la oportunidad de acudir a la FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO 2018 es una oportunidad de compartir datos, información y conocimiento. Son clase de historia de mano de los apasionados más doctos en el tema, gente de todo el mundo que persigue una tradición particular, son leyes de la física y la aerodinámica puestas a prueba. Es la resistencia humana, el equilibrio del hombre sobre la máquina y todo a una asombrosa velocidad. En suma, uno de los espectáculos más doctos y llenos de aprendizaje que pueden haber sobre la tierra.

Si aún no tienes boletos para asistir a la FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO 2018, Banco Santander lo hace posible al invertir desde 200 mil pesos con atractivos rendimientos. La promoción se encuentra vigente desde el 16 de julio y permanecerá válida hasta el 28 de septiembre de 2018, o hasta agotar existencias.

Acude a la sucursal Santander para conocer las opciones de inversión y los productos participantes.

 

Siguientes artículos

La persona, base del turismo y la experiencia
Por

Hemos oído hablar sobre la experiencia turística, pero es válido preguntarse a qué nos referimos cuando hablamos de esto...