La Procuraduría General de México y la Fiscalía de Estados Unidos acordaron que el exgobernador Tomás Yarrington, actualmente detenido en Italia, sea extraditado primero a Estados Unidos.

Los titulares de ambas dependencias, Raúl Cervantes y Jeff Sessions, respectivamente, llegaron a tal acuerdo tras reunirse el pasado martes en Washington D.C.

“A partir de los elementos con los que se cuentan, se considera pertinente solicitar al gobierno de Italia que dé preferencia al requerimiento planteado por los Estados Unidos de América, donde se acusa a Tomás Yarrington de tráfico de drogas y delitos relacionados con lavado de dinero”, se indicó en un comunicado conjunto.

“Es importante señalar, que de las pláticas entre autoridades mexicanas y estadounidenses se ha acordado que en caso de que el gobierno de Italia conceda la extradición de Yarrington a los Estados Unidos de América, se autorice en el mismo acto la extradición temporal a México a fin de que enfrente a la justicia por los delitos que se le imputan en nuestro país, una vez que sea procesado y sentenciado por las autoridades americanas”.

Asimismo, se detalló que Estados Unidos se comprometió a dar trámite a la solicitud para la toma de declaraciones o entrevistas a Yarrington cuando ya se encuentre en ese país.

Las dependencias destacaron que la aprehensión del exgobernador fue el resultado de la cooperación en materia de procuración de justicia entre las autoridades mexicanas, italianas y estadounidenses.

Tomás Yarrington Ruvalcaba, quien gobernó Tamaulipas de 1999 a 2004, fue detenido el 9 de abril pasado en Florencia, Italia, por elementos de la Interpol, la Agencia de Investigación Criminal mexicana y al Oficina de Detención y Deportación estadounidense (ICE, por sus siglas en inglés).

Lee también: Uno más: ahora se fugó el exgobernador de Chihuahua

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

Apple trabaja en un auto autónomo, pero no es suyo
Por

Aunque se ha confirmado que la compañía de Cupertino, California, trabaja en tecnología de automoción, podría no tratars...