Cómo vestirse para el éxito en los meses calurosos

Foto: Reuters.

En esta temporada de calor es muy fácil optar por un atuendo cómodo y ligero sin preguntarnos antes si es o no adecuado para la oficina. Que no te sorprenda el dress code, checa estos útiles consejos para no errar la elección.

 

Por Jacquelyn Smith

 

Mira alrededor en tu oficina. Podrás notar que las faldas suben, las camisas se desfajan y hay más piel expuesta.

A medida que el clima cálido se apodera de todo, muchos abandonan su pesada ropa de invierno y comienza a vestir un atuendo más ligero e informal. Y conforme la temperatura aumente aún más, será aún más marcada la diferencia.

“La primavera y el verano están ligadas casi de manera natural a un ambiente más relajado y pueden dejar los empleados con el anhelo de pasar más tiempo al aire libre”, dice Peter Handal, presidente de Dale Carnegie Training. “Las temperaturas más cálidas son a veces difíciles de combatir con sólo el aire acondicionado, por lo que los empleados pueden optar por usar ropa más ligera, incluso si esto significa revelar más piel u optar por una vestimenta más informal en general.”

Nicole Williams, una experta de carreras profesionales de LinkedIn y autora de un best seller, está de acuerdo. “Cuando el clima es más cálido a menudo nos deshacemos de las medias y de varias capas de ropa y echamos mano de nuestra ropa de primavera y nuestras sandalias”, afirma. “He visto sandalias, pantalones cortos y diminutos tops en lugares de trabajo profesionales”, pero todos ellos son grandes errores cuando se trata de la oficina.

Cada lugar de trabajo tiene expectativas y códigos de vestimenta diferentes, pero si trabajas en el mundo corporativo o en un entorno de oficina, hay reglas generales que todos los empleados deben seguir.

“Siempre es importante tener un aspecto profesional y adecuado en tu lugar de trabajo”, dice Handal. Juntas y reuniones importantes fuera de la oficina pueden darse en un abrir y cerrar de ojos, y si un empleado se viste inapropiadamente, puede dar una impresión muy mala sobre su empresa.

“Vestirte para tu carrera profesional es muy importante, no importa la temperatura que haya allá afuera”, añade Williams. “Uno quiere ser tomado en serio a toda costa. No querrás ser despedida porque tu falda es demasiado corta. Recuerda que estás vistiendo para el trabajo, el aumento y el ascenso. Lucirás más como un líder en un traje profesional que en un top.”

Handal dice faldas elevadas, blusas reveladoras, telas transparentes y piernas desnudas son sólo algunos de los errores comunes de armario que las mujeres tienden a cometer durante los meses más cálidos en el trabajo. “En las oficinas relajadas, las mujeres pueden ir más allá del límite con como zapatos demasiado casuales, como sandalias y chanclas, pantalones demasiado cortos y vestidos reveladores,  todos parecen ser más frecuentes a medida que el clima se calienta.”

Williams está de acuerdo. Enlista sandalias, pantalones cortos, tirantes, camisetas sin mangas, blusas de tubo, y minifaldas como los mayores “percances” de vestimenta entre las mujeres. “Todos ellos pertenecen a la playa, al bar, al gimnasio, o la privacidad de tu hogar, no a la oficina”, dice. “Quítate las gafas de sol una vez que estás dentro. Tus RayBans no deben usarse como una banda en la cabeza. Y asegúrate de que los tirantes del sujetador están a salvo de las miradas. Ésta es una gran distracción y te hace parecer desordenada y dispersa”.

Los hombres son culpables, también. Mientras que sus prendas de verano no son necesariamente “inapropiadas”, pueden ser muy poco profesionales, dice Handal. “Los blazers y pantalones casuales se vuelven frecuentes de la oficina, ya que a menudo se hacen con telas más ligeras que algunos trajes tradicionales, pero algunos pueden ser vistos como no suficientemente profesionales. En oficinas creativas, los hombres podrían incluso usar pantalones cortos, y hasta usar zapatos más casuales, quizás mocasines en lugar de zapatos de vestir, y dar un aspecto descuidado.”

Williams dice que los mayores errores de vestuario de verano en los hombres son las camisas sin fajar, “o cualquier otra cosa los haga ver como si fueran a un bar”. Las chanclas, los pantalones cortos y las camisetas se deben dejar para el fin de semana, también, advierte.

Para evitar cualquier problema, Handal sugiere que los empleadores deben tener un dresscode claro para la oficina.

“Una buena forma de hacer esto es incluir una lista de ejemplos de prendas inapropiadas dentro de la política. Si bien puede parecer una tontería pedir a los empleados no usar sandalias o camisetas sin mangas, es menos difícil que tener que enviar a alguien a casa a cambiarse cuando él o ella viste inapropiadamente. También puede ser de ayuda para los jefes que reiteran que “si tiene que pensar en ello, entonces probablemente no es apropiado.”

No te preocupes si tu empleador implementa de repente un estricto código de vestimenta. El clima puede ser caluroso afuera, pero es probable que el aire acondicionado mantenga la oficina fresca. “usa un cardigan cuando estés dentro de la oficina”, sugiere Williams. “No querrás lucir demasiado descubierta y podrás alejar las miradas de tus compañeros.” Y sí, se puede usar sandalias, pero asegúrate de que cubran la mayor parte de tu pie. “Si no estás muy segura de lo que debes usar, habla con Recursos Humanos.”

Handal dice que, si bien los niveles de formalidad varían según la región, la industria y la cultura corporativa, siempre es más seguro errar por el lado de ser conservador, y los empleados pueden tomar notas de colegas sobre cómo manejar temperaturas particularmente drásticas.

Consejos adicionales:

En caso de duda, no lo hagas: “Si crees que una prenda puede ser inapropiada para la oficina, probablemente lo es.”

Encuentra un equilibrio: Un empleado cómodo y feliz es más productivo. Sin embargo, los empleadores también deben recordar que el vestido de verano descuidado o escaso puede distraer a los compañeros de trabajo y también puede afectar a la productividad y el servicio al cliente, explica Handal. “Los empleadores tienen que equilibrar las necesidades de sus clientes y la cultura empresarial para determinar los códigos de vestimenta apropiados para el clima más cálido.”

Sé pulcro: No importa cuál sea la época del año, es importante dejar una buena impresión y presentar una imagen profesional, dice. “El hecho de que su empresa tenga un código de vestimenta relajado no significa que puedas ser un vago. Asegúrate de que tu ropa esté limpia y presentable”.