Declarar y pagar impuestos, ¿para qué?

Foto: Reuters

No pagar impuestos de forma oportuna genera sanciones económicas por parte del fisco, las cuales causan una desviación en nuestro presupuesto y también un “desvío” de nuestra atención.

 

Para estar en orden con nuestras finanzas personales existen elementos claves como son: gastar de acuerdo a un presupuesto detallado y tratar de apegarse a éste lo mejor que se pueda, evitar el endeudamiento excesivo, destinar una cierta parte de nuestros ingresos al ahorro y otro que no es muy común mencionarlo: declarar y pagar nuestros impuestos.

Así es, cuando las personas tienen una actividad por la cual reciben o producen un ingreso, tienen la obligación de destinar una parte de dicho ingreso al pago de impuestos. La reglamentación correspondiente se encuentra contenida en las leyes más conocidas en el aspecto fiscal, tal como la Ley del Impuesto sobre la Renta, La Ley del IETU y la Ley del IVA, y dependiendo del tipo de actividad que se realice, son los impuestos que les corresponde declarar y pagar. No realizar el pago oportuno genera sanciones económicas por parte del fisco, las cuales causan una desviación en nuestro presupuesto y también un “desvío” de nuestra atención.

Por lo tanto, es importante que antes de iniciar un negocio o prestar un servicio se obtenga la asesoría adecuada para conocer los derechos y obligaciones que se adquieren, pues al estar desarrollando su actividad dentro de un ambiente de legalidad, es seguro que lleven a cabo un mayor número de proyectos con sus respectivos beneficios. Estar “en paz” con las autoridades fiscales es factor importante, pues no tendremos que invertirle tiempo ni dinero extra en atender solicitudes del fisco, no habrá preocupación ni sobresaltos que nos quiten el sueño o que nos distraigan de nuestra actividad principal.

 

 

Contacto:

[email protected]