Más atractivas, empresas en países emergentes

Foto: Reuters

Las compañías pequeñas están conquistando la atención de los inversionistas por su potencial de crecimiento.

 

Pese a ser cautos en sus apuestas a las economías más fronterizas, los inversionistas ven más atractivo en las compañías de países emergentes y están dispuestos a seguir buscando rentabilidad en dichos territorios.

La compra de acciones de firmas con capitalizaciones de mercado de menos de 3,000 millones de dólares (MDD) ofrece una forma de aprovechar una expansión económica motorizada por la demanda de productos de consumo, telecomunicaciones y servicios financieros por parte de una clase media creciente.

A diferencia de los mercados fronterizos, que son más riesgosos, muchas de las mejores oportunidades están en países ya conocidos por los inversionistas.

“Los mercados emergentes más excitantes son Tailandia, Indonesia, Filipinas y México”, dijo Todd McClone, un administrador de fondos de mercados emergentes de William Blair, citando sus bajas tasas de interés, monedas relativamente fuertes, y alzas en la confianza de los consumidores.

“Estos países se enfocan más en empresas pequeñas y medianas”, dijo McClone.

Hace mucho que los inversionistas se ven atraídos por las compañías radicadas en mercados emergentes donde el crecimiento acelerado promete una renta abundante.

Sin embargo, el índice de acciones emergentes amplio se enfoca fuertemente en Brasil, Rusia, India y China, gigantes cuyos desempeños económicos han decepcionado en los últimos años, y es dominado por sus enormes firmas de energía.

Sólo 11 compañías representan el 18% de la capitalización bursátil del índice, entre ellas la petrolera rusa Gazprom, su par brasileña Petrobras y la firma de tecnología surcoreana Samsung.

Los inversionistas ávidos de riesgo tienden a favorecer acciones más pequeñas y menos líquidas. Las favoritas incluyen a Eurocash, la segunda mayor distribuidora de bienes de consumo de Polonia, y la compañía tailandesa de financiamiento del consumo Aeon.

La demanda por esa exposición ha ayudado al índice MSCI de pequeñas empresas de mercados emergentes a ganar un 3% en lo que va de este año, en comparación con la caída del 1% del índice más amplio debido a que una reducción de las utilidades de las compañías alejó a los inversionistas.

El índice de acciones de pequeñas empresas de mercados emergentes abarca los mismos países que su par más amplio, pero cuenta con grandes ponderaciones en varios mercados asiáticos, Sudáfrica y Turquía, y una menor representación de América Latina.

También está mayormente concentrado en acciones que dependen más de la demanda del consumidor, que pueden incluir empresas relacionadas con los bienes raíces y los servicios financieros, proveedores de la salud y, en las naciones asiáticas, a firmas farmacéuticas.

“Los inversionistas se han volcado a los mercados emergentes, donde estaban subinvertidos”, dijo Julie Dickson, administradora de productos de activos en Ashmore, un fondo especializado en mercados emergentes.

“Ahora están dando el siguiente paso al profundizar esa presencia en los mercados emergentes o ir a las pequeñas empresas”, sostuvo.

Los inversionistas apuntan a los elevados retornos sobre capital y las grandes ganancias por acción en el caso de las pequeñas empresas, además de sus bajas valuaciones.

Las acciones de pequeñas empresas de mercados emergentes operan a un precio sobre libros de 1.3 veces, por debajo de su promedio a largo plazo, mientras que el índice amplio MSCI de mercados emergentes se negocia a 1.7 veces.

Reuters.