Olvídate de zika y ébola; un virus puede activar todas las alarmas del mundo

Este padecimiento se transmite a los humanos a través del contacto con alimentos o animales domésticos contaminados por el excremento de roedores.

El virus de Lassa se contagia a través de ratas en África. (Foto: Reuters).

Un nuevo virus está por activar las alarmas sanitarias alrededor del mundo. Un enterrador alemán se convirtió en la primera persona enferma por fiebre de Lassa fuera de África. Te contamos las características de este virus.

El Centro de Control de Enfermedades de Nigeria (NCDC, por sus siglas en inglés) alerta en un reporte sobre más de 130 muertes por el virus Lassa fuera del país africano. La noticia ha generado alarma, pues este virus tiene características similares al ébola pero puede transmitirse aún más fácilmente.

Promed, un importante sitio web de monitoreo sobre enfermedades infeccionas emergentes, informó del caso de un cirujano que desarrolló anticuerpos al virus de Lassa después de tratar a un paciente en África, pero se mantuvo sin síntomas, escribe Judy Stone, colaboradora de Forbes.

La periodista relata que Todd DeKryger ingresó al Hospital de la Universidad de Colonia, en Alemania, como un caso más de malaria. Murió el 26 de febrero. La autopsia encontró que padecía el virus que no se había reportado fuera de África.

Antes de que se descubriera la causa de muerte, el cuerpo del médico misionero y asistente de cirugía en el hospital de Togo fue llevado a un funeral casero antes de que volviera al hospital.

Stone relata que aún se desconoce cómo fue que un trabajador funerario se contagió, pues el contacto casual no ha sido conocido como vía de transmisión de la fiebre.

El trabajador está siendo tratado en aislamiento especial en el Hospital de la Universidad de Fráncfort, tras ser diagnosticado con Lassa el 9 de marzo de 2016.

Este caso se suma al de otro doctor que trabajaba en la misma región, trasladado y aislado en un hospital de Atlanta (Estados Unidos) el viernes 11 de marzo.

 

¿De qué se trata este padecimiento?

La fiebre de Lassa es una enfermedad hemorrágica aguda causada por el virus del mismo nombre, perteneciente a la familia de los arenavirus.

Este padecimiento se transmite a los humanos a través del contacto con alimentos o animales domésticos contaminados por el excremento de roedores. La enfermedad es transmitida por roedores en algunas zonas de África Occidental, explica la Organización Mundial de la Salud en su sitio web.

El organismo advierte que también puede transmitirse de persona a persona y hasta en laboratorios, especialmente en hospitales donde no se toman medidas adecuadas de control de la infección.

Lassa ha permanecido en África Occidental por muchos años y ha causado entre 300,000 y 500,000 infecciones cada año y provocado cerca de 5,000 muertes.

En 2016, los poblados de Benin y Togo han tenido los peores brotes, mientras que en Nigeria el número de muertes es más elevado este año. Mientras que los brotes corresponden a la temporada de sequías (de noviembre a febrero), en 2016 persisten.

 

¿Qué tan contagioso es Lassa?

Cuando terminan las lluvias, las ratas se acercan a los humanos para robar granos, que se guardan usualmente en los hogares de la gente, explica David Heymann, profesor de epidemiología de enfermedades infecciosas en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Inhalar polvo contaminado con orina o heces de rata también puede transmitir el virus, “como vemos con el Hantavirus en Estados Unidos”, dice Stone.

Además, la carne de múltiples ratas como el mastomys natalensis, huésped de Lassa, es una fuente de alimento en África.

 

Síntomas y letalidad

Ocho de cada 10 pacientes de Lassa no muestran síntomas. En el resto, los signos comienzan de 1 a 3 semanas después de estar expuestos, y comienzan sin mayores particularidades, como fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y vómito. Por esta razón hay diagnósticos erróneos, como en el caso del misionero alemán, que llegó como un caso de malaria y retrasó el aislamiento y tratamiento.

Los casos en que la enfermedad empeora incluyen hemorragias y shocks. Tienen un rango de fatalidad de 15%, mientras que el total de fatalidad estimado por la OMS es de 1%. Pero la enfermedad mata a más de 80% de las mujeres embarazadas que se contagiaron en el tercer trimestre de 2015.

Aún sin explicación, el brote en Nigeria tiene un promedio de 50% de mortalidad, de acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades de Nigeria (NCDC, por sus siglas en inglés).

Pero Lassa no es ébola. Aunque ambas enfermedades son hemorrágicas, Lassa mata sólo a 1% normalmente, mientras que 70% de los enfermos de ébola fallecen.

La CNDC está mandando equipo a Togo y Benin para ayudar con la investigación.