Reguladores europeos aprueban rescate de 7,000 mde a Peugeot

Foto: Reuters

El financiamiento que ayudará a la automotriz a mantenerse a flote, fue cedido con la condición de que mantenga su deuda bajo control y pague una tasa más alta conforme el negocio mejore.

 

Reuters

 

PARIS/BRUSELAS – PSA Peugeot Citroen obtuvo la aprobación de los reguladores de la Unión Europea sobre un rescate de deuda respaldado por el Estado francés de 7,000 millones de euros (9,280 millones de dólares), que permite mantener a flote a la atribulada automotriz de origen galo.

La Comisión Europea anunció que aprobó la asistencia financiera, concedida el año pasado, bajo la condición de que la automotriz mantenga su deuda bajo control y pague una tasa más alta a medida que su negocio financiero mejore.

“Este es un resultado equilibrado que proporciona al grupo PSA la posibilidad de un nuevo comienzo sobre una base sólida”, dijo en un comunicado el comisario de Competencia de la UE, Joaquín Almunia.

Peugeot, la empresa más afectada por los cinco años que lleva en caída el mercado automotriz europeo, registró una pérdida de 5,000 mde el año pasado y sigue perdiendo más de 100 millones por mes.

La compañía con sede en París se vio obligada a negociar una garantía estatal por tres años para su brazo de préstamos automotrices -Banque PSA Finance-, luego de que una serie de bajas en su calificación crediticia aumentaran los costos de los préstamos.

Su presidente ejecutivo, Philippe Varin, anunciará los resultados del primer semestre el miércoles y dará una actualización del plan de reestructuración, mediante el cual la firma busca recortar 11,200 empleos en dos años.

Las acciones de Peugeot trepaban con fuerza en operaciones posteriores al cierre del mercado en Europa y subían 5.7% en Fráncfort. Los títulos cerraron a 9 euros en París, un alza diaria de un 4%

“Este acuerdo fortalece a Banque PSA y ofrece visibilidad y financiamiento confirmado por más de tres años”, dijo la compañía en un comunicado en el que dio la bienvenida a la decisión.

Bajo los términos de la aprobación de la UE, Peugeot tendrá que abstenerse de realizar adquisiciones significativas e iniciar “acciones correctivas adicionales” si la deuda neta se inclina hacia un umbral no especificado, indicó la Comisión.

Las restricciones también impedirán que las partes de la filial Faurecia realice adquisiciones valuadas en más de 100 mde sin una aprobación específica de la UE, informó en otro comunicado la división, que constituye el 57% de Peugeot.

Las condiciones se suman a las impuestas por el Gobierno francés a cambio de la ayuda, que incluyen límites en los pagos de ejecutivos y recortes de empleos, entre otros aspectos.

La semana pasada, personas cercanas al tema dijeron que Peugeot y el banco Santander están negociando una sociedad financiera que podría reemplazar esta garantía y dar mayor libertad a la automotriz de las interferencias del Estado.

La familia fundadora de Peugeot también ha ofrecido renunciar al control de la firma como parte de una fusión con General Motors -que tiene un 7% de participación en la automotriz francesa- u otro socio industrial, dijeron fuentes.