Las vacaciones de Navidad se acercan, así que gerentes y líderes de recursos humanos deben asegurarse de que sus equipos y organizaciones funcionen sin problemas durante esta temporada.

 

Por Miriam Trillo

Es posible evitar retrasos en los diferentes proyectos durante las festividades de fin de año al contar con una estrategia bien planificada:

PUBLICIDAD

1. Crear y mantener buenas políticas de vacaciones

Una buena política de vacaciones asegurará que los empleados den anticipado aviso para no empalmar con las vacaciones que estén programadas de algún colega, y comprender plenamente sus derechos y obligaciones. Es importante también asegurarse que los gerentes y líderes grupales tienen una sólida comprensión de por qué las políticas fueron creadas, y saber cómo manejar a los integrantes de su grupo para que sigan cumpliendo sus objetivos. Por otro lado, es obligación de los líderes dar a conocer esta información con todo su equipo, asegurándose que todo el mundo está consciente de sus derechos y responsabilidades.

Es importante establecer un estándar mínimo que permita al negocio y a los empleados continuar con las operaciones con el tiempo suficiente.

2. Utilizar personal temporal para aumentar la productividad de la plantilla

Los trabajadores temporales son una forma flexible y conveniente de traer a la empresa profesionales calificados y con experiencia. Los trabajadores temporales especializados en apoyo a proyectos pueden reducir la carga administrativa. Las opciones de empleo temporal son una manera rentable de aumentar la fuerza de trabajo durante las fiestas navideñas.

Asegurarse de que el negocio está estructurado de la manera correcta para recibir fácilmente a colaboradores temporales durante este periodo clave. Un trabajo previo en la compañía y una buena estrategia de incorporación que permita hacer un proceso sin complejidades ni dolores de cabeza, es necesario.

3. Desarrollar planes individuales para cubrir vacaciones

Las vacaciones son importantes para todos los empleados; ayuda que regresen con mucha energía, renovados, reduciendo el estrés y los riesgos provocados por el cansancio. De acuerdo con nuestro CEO, Alistair Cox: “Tomar un respiro bien merecido es un ingrediente clave para alimentar equipos versátiles y productivos.” Sin embargo, la compañía tiene que seguir funcionando a la perfección, mientras que todos toman su merecido descanso.

Los líderes deberán gestionar individualmente el periodo vacacional. Una buena opción es hacer una lista de las principales prioridades, definir qué tareas son más sensibles en ese momento, quién es responsable de las tareas mientras que un compañero está de vacaciones, y lo que el empleado tiene que llevar a cabo antes de salir para asegurarse que sus compañeros podrán darle continuidad. Si un empleado no quiere ser interrumpido durante su periodo vacacional por peticiones o consultas de sus desconcertados colegas, es esencial atar los cabos sueltos antes de tomar dicho descanso.


Miriam Trillo es líder de Hays Response México.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @HaysResponseMX

Facebook: Hays Response México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Akal: una editorial inconformista, rebelde
Por

Es una editorial que discrepa y cuestiona, que no tiene miedo de ir en contra de la corriente principal, porque ésta muc...

También te puede interesar