Cuatro emprendedores sociales se disputaron un apoyo de 35,000 dólares, todos tenían en común una estrategia empresarial y las ganas de cambiar la realidad donde viven. Sólo uno resulto ganador: Isla Urbana, proyecto de captación de lluvia. 

 

¿Puede un emprendedor hacer un negocio rentable y al mismo tiempo terminar con el problema de escasez de agua en las colonias marginadas de la Ciudad de México? La respuesta es sí, en general, el trabajo de los emprendedores sociales puede cambiar al mundo.

En la edición número 12 del proyecto ‘Visionaris – Premio UBS al Emprendedor Social’ cuatro emprendimientos sociales compitieron en la etapa final donde buscaban el apoyo de 35,000 dólares que el banco UBS otorga. El ganador fue el emprendedor Enrique Lomnitz Climent con proyecto Isla Urbana, que con la captación de lluvia busca abastecer de agua a las comunidades rurales.

«Nos preocupa muchísimo el futuro del agua en México ya que estamos degradando todas nuestras fuentes para obtenerla. Este problema amenaza el bienestar de la ciudad a futuro. Lo que queremos hacer es una contribución para resolver el problema de agua e Isla Urbana es la vía para lograrlo», dijo Enrique Lommitz.

Damian Fraser, Country Manager de UBS, señaló la importancia del emprendimiento social para mejorar las condiciones de la sociedad. “Estamos muy comprometidos con nuestra responsabilidad social. Estamos muy conscientes de los problemas sociales en México y de lo que podemos hacer dentro de nuestras posibilidades para ayudar al país”.

Para Fraser, ser un banco les proporciona la posibilidad de convertirse en un puente entre las personas que cuentan con capital y que tienen interés en ayudar al país de diferentes formas. “Podemos conectar a estas personas que tienen patrimonios importantes con emprendedores sociales que tienen proyectos específicos”, afirma Fraser.

Desde 2004, el programa ‘Visionaris – Premio UBS al Emprendedor Social’ ha apoyado diferentes ideas.

“Le damos mucha visibilidad a los ganadores, además de cierta credibilidad que les ayudad a conseguir fondos con otras instituciones. Además, el ejemplo de esos emprendedores sociales puede impulsar a otros para resolver problemas”, enfatiza Fraser.

Sin embargo, para el Country Manager de UBS, es necesario seguir aplicando este tipo de proyectos para alentar el emprendimiento social en el país.

“Uno de los retos más importantes en México en general, es tener una sociedad más comprometida con la filantropía y creo que eso se genera desde la educación: También son necesarios incentivos fiscales que no son tan importantes aquí como en otros lugares y creo que es necesaria una cultura de  confianza en el país. El nivel económico influye mucho. Cuando la gente tiene más ingresos, que en México evidentemente son muy bajos, puede dedicarle más tiempo a los emprendimientos sociales”, recalca el ejecutivo.

 

Los cuatro finalistas

Los criterios para seleccionar al ganador de entre los cuatro mejores proyectos del ‘Visionaris – Premio UBS al Emprendedor Social’ se centran en que su idea a desarrollar solucione un problema serio, tiene que ser un proyecto sostenible, que lo sustente una investigación importante y que sea escalable a nivel nacional e internacional.

 

Proyecto Isla Urbana/Ganador del ‘Visionaris – Premio UBS al Emprendedor Social’ .

Captación de lluvia para abastecer de agua a las comunidades rurales.

Emprendedor: Enrique Lomnitz Climent.

Captar el agua de lluvia promueve una relación directa con el medio ambiente. Desde 2009 la organización ha instalado más de 1,850 sistemas de captación en viviendas, escuelas, negocios y centros comunitarios, beneficiando directamente a más de 13,000 personas y captando arriba de 74 millones de litros de agua al año.

“El modelo de manejo de agua es increíblemente insostenible en México. Llegamos a la convicción de que se tienen que desarrollar propuestas alternas. No podemos estar importando agua de afuera, cuando el agua que existe aquí se está yendo al drenaje”, señala Enrique Lommitz.

 

Proyecto Patsari

Estufas eficientes de leña para personas de escasos recurso en comunidades rurales.

Emprendedor: Víctor Manuel Berrueta Soriano. Grupo Interdisciplinario de Tecnología Rural Apropiada, A.C. (GIRA).

En México, 18 millones de personas utilizan leña como único combustible y ante este fenómeno 15,000 personas mueren cada año por el humo que emana de la combustión. Aquí es donde entra el proyecto Patsari, que en idioma purépecha significa “La que Guarda” y que ha beneficiado a 200,000 personas a través de las más de 35,000 estufas que se han distribuido en regiones de Michoacán y prácticamente en todo el país.

“En estos momentos existe un auge en el panorama del emprendimiento social muy favorable. Hay un proceso de toma de conciencia de muchos profesionistas o jóvenes que tienen inquietudes de hacer algo más que su trabajo, de llevar su profesión o su trabajo a generar un impacto social y para resolver o proponer soluciones a problemas sociales”, enfatiza Víctor Manuel.

 

Proyecto Germinalia, A.C

Educación, promoción artística, cultural y desarrollo social.

Emprendedor: Raúl Mendoza Azpiri.

En 2006, Raúl Mendoza fundó El Ingenio-Centro de Aprendizaje y Desarrollo de la Creatividad, en San Cristóbal de las Casas. El objetivo fue crear una comunidad de aprendizaje donde niños y jóvenes descubrieran y fortalecieran habilidades, aprendizajes significativos y actitudes creativas a través de acciones formativas, participativas y productivas, que permiten nuevas posibilidades de transformación individual y colectiva. En 9 años de operación ininterrumpida, ha tenido más de 6,000 participantes.

“Hay muchos retos para empezar a hacer las cosas bien en el emprendimiento social. El tema del emprendimiento se entiende como emprender por emprender cuando la realidad es muy compleja. El panorama del emprendimiento corre peligro si se deja de lado la importancia de la constancia y la falta de foco”, afirma Raúl Mendoza.

 

Proyecto Iluméxico: Iluminación y electrificación fotovoltaica.

Emprendedor: Manuel Wiechers Banuet. ERES Energía Renovable SAPI de C.V.

Según datos del Inegi, en el país existen más de tres millones de personas sin acceso a la luz. Iluméxico ha beneficiado a cerca de 18,000 personas, 320 comunidades y 80 espacios comunitarios, en 11 estados del país, desplazando casi 1,900 toneladas de CO2 del medio ambiente, y generando 14 empleos en las cinco oficinas regionales

“El panorama del emprendimiento social en México es joven y por desgracia los apoyos no son específicos. Falta muchísimo para que el emprendimiento social sea algo engranado entre la sociedad”, comenta Manuel Wiechers.

 

Consejos y retos

El trabajo de los emprendedores sociales puede resultar muy difícil al echar a andar su idea. Contar con apoyo, un buen equipo y decisión de actuar, son algunos de los consejos que estos emprendedores sociales destacan.

Estos son algunos consejos para quienes quieran seguir el camino de las empresas sociales:

  1. Conocer la problemática. Vivir la problemática, hacerse parte del problema es lo mejor para lograr resultados. Antes de buscar una solución se debe conocer el problema con análisis profundos.
  2. Aprender hacer buenas colaboraciones. Los emprendedores sociales no son competencia, son aliados. La colaboración con el sector social, empresarial y con las universidades es fundamental para crecer.
  3. Respalda tu emprendiendo con formalidad. Dependiendo tu proyecto es necesario respaldar con una buena investigación, estudios serios. Que no sean buenas intenciones y que sean cosas bien sustentadas para que se mantengan en el mediano y largo plazo. Esto es un compromiso de vida.
  4. Es necesario entrar al emprendimiento social con conciencia. Es un trabajo difícil y hay que tener una visión del éxito según tus posibilidades. Pon valor en cada paso y en cada etapa y llénalo con pasión.
  5. Es muy importante pensar tu idea, pero es más importante hacerla. En el hacer hay mucho más que aprender que en el pensar.
  6. Trabajar en equipo es muy importante. Las soluciones nunca provienen de una sola persona. Es bien importante ser inclusivo y ser claro con la gente con quien se trabaja.
  7. Creérsela. Creer que tienes el potencial desde el primer momento es fundamental para alcanzar las metas.
  8. Evalúa y monitorea todo lo que haces. Tener un control de cada paso que se lleva es indispensable para lograr una correcta administración del proyecto.
  9. Institucionalizar: Para transformar las cosas en el país, es necesario institucionalizar cualquier proyecto, con reglas claras, con normas de acción o reglamentos. Es hacer las cosas bien y con una visión a largo plazo.

Aunque el panorama del emprendimiento social es prometedor, según los propios actores es necesario un mayor apoyo gubernamental y concientizar a más inversionistas para lograr escalar cualquier proyecto .

 

Siguientes artículos

Apagón analógico llegará a Coahuila, Sonora, Durango y Morelos
Por

El cambio de señal de analógica a digital será el próximo 29 de octubre del presente año, a las 0:00 horas.