América Latina está por reportar el peor crecimiento regional en el mundo. Aquí te presentamos los cuatro factores que alejan del desarrollo a la economía de la región.

 

En 2015, América Latina presentará un crecimiento de apenas 0.3%, con una inflación de 19%. Si se excluye a Argentina y Venezuela de la ecuación, el estimado alcanza 1.1% para el crecimiento y 5.8% de inflación, según cálculos de UBS.

PUBLICIDAD

“El crecimiento para 2015 será más bajo que en cualquier bloque regional. El desempeño de la economía ha sido uno de los peores en comparación con el resto del mundo en el último cuarto de siglo”, señala un análisis del economista de UBS, Rafael de la Fuente.

El documento refleja algunos de los factores que ponen a América Latina en dificultades para apuntalar niveles mayores de crecimiento sostenido; a continuación, la explicación de cuatro de los principales:

1. No hay una recuperación vigorosa de las exportaciones: Hay una gran depreciación nominal y real en el tipo de cambio, lo que se ha reflejado en menores precios de los commodities y en el deterioro de la balanza comercial de la región. Por el momento, no existen factores que indiquen un cambio de tendencia.

export

2. El mercado laboral crece demasiado lento: Es importante disminuir las tasas de desempleo, pero los mercados laborales locales son demasiado rígidos. “En la medida en que no mejoren los niveles de ocupación y los salarios, no podremos ver un repunte del consumo que permita impulsar a las economías desde adentro”, advierte el especialista.

desempleo

3. Sin margen para estímulos de política monetaria: En los países donde hay una combinación de alto desempleo y débil tipo de cambio se observa un aumento en la inflación por encima de las metas. Así, mientras que las brechas de producto pueden ser amplias, la inflación deja poco espacio para una mayor expansión. “México es la excepción, dada su baja inflación en la actualidad, pero la sincronía de los ciclos económicos en Estados Unidos y la debilidad del peso también apuntan a evaluar las alzas como el siguiente movimiento de política”, señala el reporte.

4. Adiós a las medidas contracíclicas: Excluyendo a Chile y Perú, los gobiernos de la región han perdido el espacio para implementar políticas fiscales o incrementar el gasto público de manera contracíclica. Los déficit en la región se mantienen en alrededor de 3.3% del Producto Interno Bruto (PIB). Las condiciones de acceso al financiamiento serán complejas en un ambiente donde Estados Unidos endurezca las tasas. Esto se suma a los bajos precios de los commodities y a la baja elasticidad de las exportaciones, que suponen menores ingresos disponibles.

balance

México: violencia y corrupción

En el caso de México, el análisis detalla que hay incertidumbre sobre si la economía se encuentra a punto de iniciar una fase positiva o, si más bien, el comportamiento de lento crecimiento será una tendencia constante.

Para UBS, es probable que México tenga un crecimiento de 2.7% en 2015, con un rebote a 3.5% en 2016; sin embargo, destaca que uno de los mayores retos reside en el clima de inseguridad.

“La confianza de los consumidores se ha frenado no tanto por el estado de los hogares o las propias empresas, sino más bien por la percepción de que la economía ha sido duramente golpeada en los últimos meses por los incidentes de violencia y corrupción.”

El análisis subraya que para que México tenga un impulso en los niveles de crecimiento debe reportar mejoras en el sector manufacturero y de exportación, además de mostrar pruebas contundentes de la materialización de la llegada de inversión en sectores como telecomunicaciones y energía, donde se realizaron cambios estructurales justo para apuntalar el crecimiento.

 

Siguientes artículos

Zona euro se reserva derechos para actuar tras impago de Grecia
Por

El presidente del FEEF, Klaus Regling, declaró que la institución que tiene a su cargo es el mayor acreedor de Grecia. A...