Durante los últimos meses, hemos deseado volver a reunirnos con familia y amigos para disfrutar juntos como sólo nosotros sabemos hacerlo. Sin embargo, la contingencia sanitaria derivada por COVID-19 trajo consigo una inesperada serie de cambios y adaptaciones que nos han permitido demostrar de qué estamos hechos. Resiliencia y responsabilidad son quizá dos valores fundamentales que impulsan a México cada día, y la industria restaurantera no es la excepción. 

En este sentido, el compromiso por activar la “nueva normalidad” llegó a todos los negocios, incluyendo la más alta cocina, lo que representa la oportunidad de un regreso seguro. 

Y si lo que más extrañabas era deleitarte con los platillos más finos en la Ciudad de México, te decimos cuáles son los cuatro restaurantes que superan las expectativas en sus medidas sanitarias dentro de la capital del país.

Cuerno

Ubicado en el corazón de Polanco, en este emblemático restaurante prevalece la fusión perfecta entre la fuerza y sabor de la cocina norteña, así como la visión vanguardista por asegurar el bienestar de cada comensal. 

Entre las medidas de higiene más distinguidas en Cuerno destaca la instalación de una cámara sanitizante en la entrada del restaurante, una infraestructura sinigual que blinda la seguridad de los asistentes. 

Además, cuenta con descarga de menú por medio de código QR, cintillos sobre las mesas recientemente sanitizadas y áreas marcadas sobre el piso para mantener una sana distancia, así como cubiertos sanitizados en bolsas selladas y la toma de control interno de temperatura del personal.

grupo Costeño
(Foto: cortesía Cuerno)

Las medidas sanitarias en Cuerno tienen la cualidad no sólo de respaldar la confianza de sus visitantes, sino de impresionar por su insólito diseño de protección en cada artefacto, reafirmándose como un imperio del secreto culinario

El restaurante de alta cocina ha dejado en claro que “en Cuerno, la higiene de nuestras instalaciones, calidad de alimentos y seguridad de nuestros comensales siempre ha sido la prioridad. Debido a la contingencia sanitaria, nos vemos en la necesidad de reforzar y aumentar nuestras medidas higiénicas, cumpliendo y superando los estándares impuestos. Permanecemos comprometidos a mejorar y realizar cambios en nuestros procedimientos según sea necesario para garantizar a todos nuestros comensales un lugar seguro para disfrutar sin riesgo de contagio”.

grupo Costeño
(Foto: cortesía Cuerno)

Seduciendo a través de la creatividad y finura de la alta cocina, Cuerno se mantiene como un poderoso referente para los paladares más exigentes, gracias al protagonismo clásico de los cortes reimaginados, un estupendo pulpo o salmón al grill, unos tacos de fideos con camarón y tostadas de aguachile Ensenada, tuétanos asados con escamoles o unos tacos Richi.

grupo Costeño
(Foto: cortesía Cuerno)

Mochomos

Consolidado como la mezcla perfecta de los orígenes culinarios, este restaurante estilo sonorense ofrece una experiencia íntima, donde dan cita el sabor, la elegancia y seguridad en un solo platillo. 

Las medidas de higiene y seguridad destacan en este recinto gastronómico gracias a su cámara de bioprotección sanitizante y mamparas divisorias entre mesas para garantizar sana distancia, así como personal equipado con cubrebocas, caretas y guantes para garantizar la higiene en todo el servicio.

grupo Costeño
(Foto: cortesía Mochomos)

Además, cuenta con módulos móviles para lavarse las manos en cualquier momento y estaciones de gel antibacterial dentro de la sucursal, ubicada en Plaza Palmas Carso. 

Con Mochomos, el estilo de la comida norteña reinventa los grandes cortes con sus dos fortalezas más genuinas: la carne y el fuego.

grupo Costeño
(Foto: cortesía Mochomos)

El menú del restaurante brilla como una delicia única en su tipo, con mariscos flameados en bacanora -un destilado originario del estado de Sonora- o bien, pulpo frito acompañado de una salsa tailandesa llamada sriracha.

Por su puesto, el maridaje y la elegancia no pueden faltar: por todo buen platillo existe una elección precisa de maridaje, por ello el restaurante ofrece también una sección de mixología, donde los comensales pueden elegir entre una amplia variedad de tragos y bebidas como whisky, ginebra, tequila y cocktail.

Mochomos destaca como una de las cocinas más creativas de la CDMX, reuniendo el sabor originario de los cortes norteños junto a la seguridad y confianza que sus comensales merecen.

Ryoshi

El referente de la alta cocina japonesa en México, Ryoshi, también ha desplegado una serie de acciones que protagonizan la vanguardia de las medidas sanitarias en la capital del país. 

A través de su estación de lavado de manos y una cámara de sanitización a la entrada del recinto, Ryoshi da la bienvenida a todos aquellos quienes desean degustar la fusión perfecta entre la creatividad culinaria japonesa y el tradicional sazón mexicano. 

Guiado por una fuerte pasión culinaria, este restaurante extiende la oportunidad de elegir los platillos más finos a través de un menú digitalizado, evitando el contacto directo entre comensales y camareros. Además, cuenta con mamparas que aseguran la intimidad del espacio con un delicado diseño asiático que inspira comodidad para todos los sentidos.

grupo Costeño
Mampara en Ryoshi

grupo Costeño
Estación de lavado de manos

Los comensales de Ryoshi pueden sentirse seguros al degustar los alimentos más finos en mesas sanitizadas, con protección que trasciende las políticas universales de higiene.

Ryoshi se consolida como la cuna del sincretismo culinario, con el toque exacto del sazón mexicano y la frescura de las recetas asiáticas, convirtiéndose en una experiencia auténtica, digna de redescubrir en cada nueva visita

grupo Costeño
(Foto: cortesía Ryoshi)

Hotaru

Mejor conocido como el templo de la cocina japonesa en la Ciudad de México, Hotaru tiene la facultad para impresionar a los más delicados paladares, ya no sólo a través de su cocina, sino también con las medidas sanitarias más vanguardistas de la región. 

Liderado por la disciplina que impregna la perfección gastronómica, el establecimiento asegura a su equipo interno para mantener la calidad que hasta hoy le ha distinguido; esto gracias a los cintillos que identifican las áreas sanitizadas y la distribución inteligente en todo el espacio que permite preservar el distanciamiento físico. 

Asimismo, cubiertos y utensilios del recinto están completamente sanitizados y sellados, mientras que el personal y los comensales registran un control de temperatura frecuente.

Para Hotaru, el bienestar y la satisfacción de sus comensales son invaluables, por ello prepara sus elegantes platillos con la más alta calidad, misma que se fusiona con la creatividad auténtica de sus recetas: desde el tradicional nigiri y pescado fresco, hasta un sublime maridaje protagonizado por sake -la bebida japonesa más emblemática-, té verde y cerveza. 

grupo Costeño
(Foto: cortesía Hotaru)
 

Siguientes artículos

Mazda
Mazda busca vender 50% de sus autos en línea
Por

La automotriz lanzó un programa de financiamiento de la mano de banco Santander con el fin de digitalizar sus procesos y...