Después de algunos filtros llegaste a la recta final en el proceso de contratación del trabajo de tus sueños y… ¡pum! justo en esa etapa te informan que no obtuviste el puesto, ¿cómo superar este rechazo?

 

 

Los candidatos que no resultan elegidos para una vacante suelen verse afectados por el rechazo.  Adecco México, firma especializada en Recursos Humanos, sugiere tomar en cuenta los siguientes pasos para sobreponerse al rechazo laboral:

PUBLICIDAD

1. No estás solo. Actualmente es muy común que los candidatos sufran un rechazo en el proceso de búsqueda de empleo debido a que el mercado está cada vez más competido. De hecho, es muy raro el caso del candidato que nunca ha sufrido este revés profesional.

 

2. Nada personal. Es muy importante no perder de vista que se trata solamente de una decisión empresarial. Lo que ocurrió es que la compañía aplicó un criterio de selección de personal, por lo tanto, no se trata de un tema personal, sino de negocios. La decisión atiende a las características del candidato.

 

3. Se vale ponerse triste y enojarse… pero. Es probable que el buscador de empleo se sienta enojado, triste, frustrado o desanimado. Esas sensaciones son naturales y comprensibles, para manejarlas se aconseja canalizarlas a través de una charla con una persona de confianza o bien, practicando alguna actividad que le resulte apasionante al candidato. Lo que no conviene es instalarse en la victimización y paralizar el proceso de búsqueda  de empleo, ya que las oportunidades están a la vuelta de la esquina y conviene estar listo (sobretodo, anímicamente) para aprovecharlas.

 

4. Analiza qué puedes aprender. Visto con objetividad, el rechazo puede convertirse en una gran oportunidad de crecimiento profesional. Es el pretexto perfecto para hacer una introspección honesta y encontrar áreas de oportunidad. El candidato puede preguntar qué haría diferente en el proceso que acaba de concluir para identificar aspectos a mejorar. Entonces, en la próxima oportunidad, tendrá un desempeño óptimo.

 

5. Pide una retroalimentación. Se aconseja tomar en cuenta los aspectos apuntados por el reclutador. A veces es algo tan simple como el hecho de que el candidato aplicó para una vacante que no se ajustaba a su perfil profesional.

 

6. Evita ‘tomarte un break’. Es sugerible que el candidato siga intentando colocarse en el mundo laboral. Si se toma un tiempo para reponerse, es probable que pierda oportunidades viables para su contratación.

 

7. Valora el tiempo en el que no estés trabajando. Si bien el desempleo puede ser una etapa incómoda, también representa un espacio para aprender algo nuevo (hoy en día existen muchos cursos en línea sin costo) o hacer un trabajo voluntario. Ambas experiencias, dicho sea de paso, enriquecen el perfil del candidato.

 

Siguientes artículos

EU considera controles en aeropuertos por ébola
Por

Airlines for America indicó que se reunirá el lunes con funcionarios de salud y seguridad para discutir la posibilidad d...