Es un hecho: la economía global avanza a un ritmo más lento. Las economías desarrolladas transitan entre el avance moderado y los tropiezos. Los países emergentes enfrentan sus propios problemas. El escenario es incierto y endeble. William Rhodes, uno de los banqueros más influyentes en la historia, advierte de ocho peligros que podrían llevarnos a una nueva crisis mundial. 

 

William Rhodes es uno de los banqueros más influyentes en la historia. Su participación en las negociaciones de deuda de Nicaragua, Uruguay, Argentina, Brasil y China fue crucial para evitar una crisis de impago a nivel global.

PUBLICIDAD

En marzo de 2007, Bill Rhodes advirtió que las hipotecas subprime serían un problema serio. La comunidad financiera le respondió que era muy pronto para pensar que algo así podría pasar. Mientras lo hacían, el mundo se encaminaba a la crisis financiera más pronunciada desde la Gran Depresión, que detonó precisamente en el mercado hipotecario.

Ahora, en un documento compartido a Forbes México, el banquero afirma que hay ocho peligros que mantienen bajo amenaza a la economía en un escenario en que Estados Unidos crece demasiado lento para ser un motor mundial y el crecimiento global rondará apenas 2.5%.

A continuación, los ocho peligros que pueden desatar la siguiente crisis:

  1. La liquidez en los mercados: La enorme cantidad de liquidez creada por los bancos centrales, combinada con el ambiente de bajas tasa de interés, ha generado un ambiente errático en los mercados. “Nuestro mercado de valores se encuentra en máximos históricos; el mercado del arte se ha ido por las nubes; el mercado de autos usados ​​de alto riesgo está en auge, y el horizonte de Nueva York se está cambiando por enormes nuevas torres de condominios que buscan fijar los precios al alza. Teniendo en cuenta la búsqueda de rentabilidad, tenemos que estar preocupados por los riesgos para las instituciones financieras y el sistema financiero en su conjunto”, advierte Rhodes.
  2. Grecia: Bill Rhodes explica que los griegos han sufrido cinco años de depresión. La solución en este momento debe incluir el aplazamiento de una buena parte de los pagos de servicio de la deuda. A cambio, Grecia tiene que seguir adelante con reformas económicas, incluidas las pensiones, la reforma laboral y la privatización de reinicio; de lo contrario, la sorpresa desagradable llegará por el sector bancario.
  3. El descontento social en Europa: El bajo crecimiento en Europa puede detonar revueltas sociales que desestabilicen las condiciones de pago de las naciones que han recibido apoyo. Esto generaría una crisis de confianza en los mercados y un posterior impacto económico en la eurozona que, de hecho, ya crece demasiado lento. “La profundidad y la gravedad de la situación de desempleo es quizá la principal causa de la subida de los partidos políticos radicales en varios países europeos. El síndrome de la revuelta de la clase media es un fenómeno que refleja amplia y profunda desconfianza del público con los partidos políticos en el poder”, dice el experto.
  4. Ucrania: El mayor riesgo de Ucrania no radica en que necesite ayuda financiera: radica en que el país tiene un papel estratégico en las relaciones con Rusia. Es un país en estado de sitio de Putin. “Es un país que tiene un potencial económico importante, que una y otra vez se ha derrochado por los gobiernos corruptos. De no ayudarles, los europeos tienen más que perder que cualquier extranjero de un mal resultado de la situación de Ucrania.”
  5. El sistema financiero en China: China está en riesgo de ver graves burbujas financieras, ya que no logra frenar la alta propensión a la deuda por parte de los municipios, los gobiernos provinciales y las empresas estatales. Para paliar este problema, el gobierno está tratando de extender el plazo de los bonos gubernamentales. En este caso, advierte Rhodes, el sector inmobiliario luce como otra área donde existe una burbuja y donde tenemos que estar preocupados.
  6. Rusia y la desaceleración de los BRIC: La tensión política por el abasto energético mantiene a Rusia en la mira de los reflectores de manera permanente. Cualquier movimiento en falso puede detonar un conflicto diplomático con consecuencias económicas. Sin embargo, Rusia no es la única nación de entre los BRIC con problemas. A la desaceleración de Brasil se suman los escándalos de Petrobras. Por su parte, India enfrenta un reto titánico para modernizar su economía. Los BRIC lucen demasiado ocupados en evitar una debacle interna como para impulsar el crecimiento global.
  7. La diplomacia no está en su mejor momento: El mundo de las instituciones internacionales está cambiando rápidamente. China e India, en particular, se mueven hacia posiciones cada vez más importantes en la economía mundial. Estados Unidos debe aprender a participar con ellos, no tratar de dominarlos.
  8. Comercio: La aprobación de la Asociación Transpacífico (TPP) es esencial para la posición de Estados Unidos en Asia. Es necesario que se promueva el comercio global y la inversión. La alternativa es el proteccionismo, que es peligroso.

 

Siguientes artículos

Los hermanos que buscan a los niños sobredotados de México
Por

Los niños sobredotados son emprendedores natos. Su creatividad y capacidad para innovar los convierte en el talento huma...