En muchas ocasiones es complicado definir la inversión que requieren este tipo de iniciativas; conoce cuáles son los rubros en que puedes aplicar la tecnología.

 

 

 

PUBLICIDAD

Para muchas empresas, la implementación de tecnología móvil presenta no sólo un reto en materia de adaptación de procesos, sino también de presupuestos; en muchas ocasiones es complicado definir la inversión que requieren este tipo de iniciativas, pues es fácil el olvidar algún punto que nos puede causar una sorpresa desagradable después.

La implementación de una solución móvil implica tener en cuenta los siguientes aspectos:

•             Equipamiento móvil: Es indispensable presupuestar el equipo(hardware) que será utilizado por los usuarios; las opciones son muchas, desde teléfonos inteligentes hasta tabletas o computadoras portátiles. Lo importante es detectar las funciones que deberá cumplir y los requerimientos mínimos que necesita la solución a utilizar. El costo de un dispositivo adecuado para automatizar procesos de campo varía entre 100 y 400 dólares en la mayoría de los casos.

•             Software móvil: Es fundamental contemplar todos los gastos e inversiones que implicará la utilización de software móvil; hay que tomar en cuenta aspectos como inversión inicial, pagos mensuales en caso de que sea una solución de Software as a Service (Saas), gastos de mantenimiento o actualizaciones, y software de administración de dispositivos móviles o MDM. Los costos de estos servicios varían dependiendo del tipo de solución y las funciones que incluye.

•             Infraestructura: Los dispositivos y soluciones móviles deben estar conectados a la infraestructura de cómputo con el que ya se cuenta o a nuevos equipos adquiridos específicamente para estos fines. Se deben considerar elementos como servidores y/o canales de comunicación para atenderlos, aunque hoy en día existen soluciones que, por una inversión mensual, incluyen el hosting necesario disminuyendo la necesidad de contar con infraestructura especializada.

•             Planes de datos: El presupuesto para los planes de datos necesarios para el funcionamiento de la mayoría de las soluciones móviles es un factor a considerar que dependerá de la demanda de uso de nuestra solución específica. Los costos de estos planes dependerán del volumen de datos y el tipo de contratación que se maneje por ellos, así como el plazo forzoso que sea designado por las compañías proveedoras. Es importante estimar el volumen de datos con cierta holgura, ya que los costos por excesos en consumo de datos resultan prohibitivos y hay que evitarlos a toda costa.

•             Servicios de integración: Una vez que se cuenta con todos los elementos antes mencionados, puede ser necesario contratar un servicio de consultoría que facilite la integración de todos los aspectos de la solución. Ésta es una tarea que debe ser realizada por personal especializado que puede ser externo o interno.

•             Servicios de despliegue: Para llevar a cabo una implementación móvil es necesario capacitar a los usuarios en el correcto uso de las herramientas proporcionadas; de no hacerlo, el aprovechamiento de la inversión puede verse mermado por aspectos como falta de conocimiento o daños a los equipos por mal uso de ellos.

•             Soporte: Actualmente existen soluciones como las SaaS (Software como Servicio) que proporcionan servicios completos incluyendo soporte a los usuarios. Si nuestra solución no ofrece estas facilidades, será necesario considerar si contamos con personal especializado que realice estas funciones dentro de la empresa o si se requerirán contrataciones adicionales.

La implementación de una aplicación móvil en la empresa es una tarea que debe planearse detalladamente.

 

 

Contacto:

[email protected]

www.formiik.com

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.