La actividad económica de Guatemala creció 3.7% durante el primer semestre de 2018, según el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE).

Las actividades económicas que tuvieron mayor desempeño fueron Intermediación Financiera, Seguros y Fondos de Pensiones y la Industria Manufacturera y las que tuvo menor despunte fueron comercio, telecomunicaciones; electricidad y agua; transporte y almacenamiento; construcción; agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.

Intermediación Financiera, Seguros y Fondos de Pensiones registró 7.0% en los primeros seis meses de 2018, sin embargo, disminuyó si lo comparamos con el año pasado ya que durante ese periodo cerró en 8.3%.

Esta actividad fue favorecida por mayores intereses recibidos sobre la cartera de préstamos otorgados y a la trayectoria favorable en la Intermediación Financiera que aumentó 6.9% y en Seguros y Fondos de Pensiones de 11.5%.

PUBLICIDAD

La industria manufacturera cerró con 3.2%, ya que hubo mayor producción de alimentos y bebidas; maquinaria y equipo; fabricación de textiles y prendas de vestir; sustancias y productos químicos.

Sin embargo, en 2017 el sector manufacturero tuvo un despunte de 4.8% y esto se debió la trayectoria negativa en la elaboración de aceites y grasas de origen vegetal por problemas con la materia prima (fruta de palma), aunado a la disminución de pedidos de aceite crudo desde el continente europeo.

También hubo caídas en la producción de bebidas, en parte por las mayores importaciones de cervezas para satisfacer el consumo local; y una desaceleración en el café.

Te puede interesar: Cooperativas de México deben aprender de las de América Latina

El Comercio tuvo aumentó 3.7% debido a las ventas de productos nacionales e importados de alimentos, bebidas y equipo de transporte, productos derivados del petróleo y aparatos y equipos para uso doméstico. Sin embargo, tuvo una pequeña caída de 0.1% si lo comparamos con el 2017.

La variación en Hoteles y Restaurantes fue de 4.5%, lo que represento un crecimiento en relación con el año anterior el cual fue de 4.1% por el incremento en los ingresos por el suministro de comidas y bebidas; servicios de hospedaje y alojamiento, en Copán, Trujillo, Tegucigalpa, Tela e Islas de la Bahía.

Las Telecomunicaciones registraron un incremento de 3.3% explicado por la demanda de servicios de telefonía móvil, internet y televisión por cable.

Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Pesca tuvo una fuerte caída, ya que tuvo un aumento por 1.8%, a diferencia del 2017 que obtuvo 10.1%.

Finalmente, el alza en la actividad de Electricidad del 8.4% se explica en gran medida por mayor generación con fuentes renovables como hidroeléctrica, eólica, geotérmica y solar.

 

Siguientes artículos

Costa Rica bloquea líneas telefónicas en centros penitenciarios
Por

La ley recibió primer debate de los diputados el 24 de mayo de este año, y obtuvo el aval definitivo el pasado 29 de jul...