Un grupo de científicos mexicanos que trabajan en el extranjero hacen un “llamado desesperado” a los habitantes de su país natal: quédate en casa y lávate las manos. 

En las ultimas semanas estas frases se han reproducido de forma constante en medios de comunicación, mensajes del gobierno y redes sociales con el objetivo de contener la propagación del coronavirus Covid-19, pero este llamado de atención en especifico tiene todo un respaldo científico que lo sustenta. 

A través de un modelo matemático y una metodología rigurosa, integrantes del colectivo Científicos Mexicanos en el Extranjero y el Laboratorio ConCiencia Social midieron la efectividad de las medidas de control sanitario de diversos países en su tasa de contagio.

TAMBIÉN LEE: México ‘va en el camino correcto’ para combatir coronavirus: OMS

Este análisis, en el que también participó Sebastien Fromenteau, investigador del Instituto de Ciencias Físicas;  se aplicó para cinco países: China, Italia, España, Inglaterra, Estados Unidos y México, este último con resultados positivos a las medidas integradas por las autoridades sanitarias federales. 

El modelo utilizado por los científicos mexicanos para analizar la trayectoria del virus es el que aplicaron los médicos escoceses W.O. Kermack y A.G. McKendrick en 1927 y emplea un sistema de ecuaciones diferenciales para detallar cómo surge un brote infeccioso, su crecimiento, en qué  momento alcanza su máximo y cómo decae después a partir de un parámetro biológico y otro social. 

TAMBIÉN LEE: En tiempo real, la pandemia que atemoriza al mundo de los negocios

“Se cuenta con información en tiempo real, hay diferentes evoluciones de este brote que se pueden distinguir por las curvas que se observan en estas mediciones de infectados y también hay información de las medidas que los gobiernos alrededor del mundo han implementado para tratar de controlar y mitigar el brote epidémico. No ha sido un protocolo en general el que se ha implementado sino que cada país de acuerdo a sus posibilidades o entendimiento a efectuado”, explicó la doctora Rosa María Vargas, especializada en matemáticas aplicadas al estudio de fenómenos no lineales. 

En una entrevista con Forbes México vía remota, algunos de los estudiantes explicaron a Forbes México los resultados que se obtuvieron al aplicar este modelo en el caso de China, Italia, España, Estados Unidos y México. 

China

Por tratarse de un país en el que el brote epidémico se detectó en fase de crecimiento el 19 de enero con 22 casos, fecha en la que se implementaron medidas de control muy severas a nivel regional, lo cual permitió mitigar la intensidad del brote inicial. 

“Una vez que se implementan estas medidas se ve que el escenario inicial de cuando el brote llevaba un curso normal se vio mitigado, con estas medidas se logró reducir la tasa de contacto y pasó de medirse de 0.42 a 0.31. Las medidas impactaron a que después del día 10 se haya reducido la tasa de contagios y la tendencia continuó porque las medidas no se relajaron por siete semanas. En este periodo lo que observamos que la tasa de contacto decrece en cada fase de la curva”, detalló Vargas. 

Italia 

En el primer país europeo en presentar brote con gran intensidad el 24 de febrero con 132 casos confirmados se implementaron medidas de control relajadas hasta el día 4 de marzo cuando la epidemia ya estaba en fase de crecimiento, apunta el informe elaborado por los científicos mexicanos. 

“Eso provoca que la tasa de contagio tenga un decaimiento más gradual que lo que se ve en el caso de China y tarde mucho más en verse reflejado en diferentes periodos de la curva. Italia tiene un brote de contagio 0.42 y esta se ve reducida a 0.21 después de 30 días de brote costando un número considerable de muertos en el paí­s, que el día 19 de marzo supera los muertos en China”, apuntó. 

TAMBIÉN LEE: Italia puede estar equivocándose en cómo enfrentar al coronavirus

España 

En este país se detecto el brote el 5 de marzo con 114 infectados, ya en una fase acelerada de la epidemia, cuatro días más tarde se reportaron 589 contagios y se aplicaron medidas de muy bajo impacto, aunque el 10 de marzo ya se contaban 4,231 personas con el virus y se establecen acciones muy severas en todo el país, apunta el reporte. 

“No se implementaron medidas fuertes y de ningún tipo hasta 8 días después no fueron de cierre a nivel nacional de sus centros laborales no esenciales, ni cierre de escuelas.  Estas medidas se vieron reflejadas en un descenso de la tasa de contacto en estos sectores en el periodo de evolución el panorama al día 25 es que no ha decrecido el nivel 3, las medidas de contagio todavía están siendo muy elevadas”. 

Las predicciones del modelo detallan que  las medidas de contingencia a la fecha tendrán una duración similar a la de Italia. 

“El problema español por su conformación geopolí­tica que está conformado por comunidades autónomas y las medidas no se implementan igual en todos lados, eso implica que la morfología de la curva”, explicó Abigail Jimenez Franco, geocientífica  especialista en Mineralogía a la nanoescala, que forma parte del colectivo de científicos mexicanos y radica en Barcelona, España. 

Estados Unidos 

En el caso del país gobernado por Donald Trump, el análisis apunta que a 21 días de que se inició el brote a tasa de contagio no ha disminuido en gran medida porque las medidas de control se aplicaron de forma tardía. 

“Una de las complicaciones de Estados Unidos es que es un modelo muy heterogéneo, este modelo funciona bien con brotes localizados en regiones, entonces cuando tenemos un país muy grande, con diferentes brotes, con diferentes políticas regionales, esto que estamos observando puede ser resultado promedio del país, que no nos está diciendo si una medida de mitigación localizada en el área de Nueva York o en el área de California está funcionando”, apunta la científica. 

México 

El modelo elaborado por los científicos mexicanos advierte que en el caso de este país se estableció una estrategia con suficiente antelación ante la llegada del Covid-19 que repercutieron en mitigar la intensidad del brote.  

El análisis señala que aunque es muy prematuro para medir el impacto de las medidas implementadas por la Secretaría de Salud se puede esperar que si la ciudadania sigue las recomendaciones la tasa de contacto sería menor a 0.319. 

“En México (el virus) llegó mucho más tarde que en todos los demás países, tenemos datos que tiene poco tiempo el brote empezó a tener un número importante es el 19 de marzo con 118 infectados. Las medidas de contención empezaron mucho antes incluso de que llegáramos a un número de cien personas, estamos muy adelantados con respecto a otros países”, apuntó Mariana Vargas Magaña, investigadora del Instituto de Física de la UNAM. 

Además se espera que sí se mantienen las medidas de distanciamiento social la tasa de contagio sea menor a 0.319. 

Ante este panorama los científicos mexicanos hicieron un llamado a los mexicanos a contribuir con las medidas de distanciamiento social establecidas por el gobierno federal y con ello que el número de contagios siga siendo menor.

 

Siguientes artículos

marcha AntiAMLO
Grupos “antiAMLO” se manifiestan desde sus coches
Por

De acuerdo con la organización FRENAAA, las protestas se presentarían en 70 ciudades para “levantar la voz contra el dic...