El certificado de defunción de Patricia, una mujer de 55 años con parálisis cerebral, afirma que falleció por una neumonía; sin embargo los médicos que la atendieron en el hospital Enrique Cabrera le advirtieron a su hermano que por sus síntomas era muy probable que su deceso estuviera relacionado con el contagio de coronavirus Covid-19. 

Desde que se la llevaron de su casa en una camilla acondicionada con una cápsula al hospital de urgencias La Villa, hasta su traslado al Enrique Cabrera, a los familiares de Patricia se les aseguró que se le haría la prueba para descartar o confirmar que se tratara del contagio del virus, pero este análisis nunca le fue realizado. 

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Así se lo comunicaron a Oscar Guadarrama, por teléfono y siete días después del fallecimiento de su hermana, la razón que le dieron es que la paciente no aparecía en el sistema de personas a las que le habían realizado la prueba. 

“Desde que llegó al hospital de la Villa me dijeron que la tenían que intubar porque sus pulmones ya no funcionaban y por todos los síntomas que presentaba era muy probable que tuviera Covid-19 y pregunte si le iban a hacer el examen, pero me dijeron que en ese lugar no tenían forma de hacerlo”, explica Oscar, un trabajador informal que perdió su empleo desde el inicio de las medidas de confinamiento establecidas por el gobierno federal para contener la pandemia. 

Por el delicado estado de salud y para poder hacerle la prueba, el 19 de abril trasladaron a Paty al hospital Cabrera a 26 kilómetros de distancia, en donde aseguraron a su familia que los resultados de la misma tardarían  entre 48 y 72 horas. 

Sigue las noticias de la política mexicana en este enlace

Como a todos los pacientes internados en el hospital, sus familiares no pudieron ingresar en ningún momento para visitar a Paty y sólo recibieron informes de su estado de salud, a veces positivos, como que estaba evolucionando; otras veces negativos, como que le quedaban pocos días de vida; e incluso hubo una ocasión en la que un doctor se equivocó y les dio el parte médico de un paciente diferente. 

“A mi hermano le dijeron que Paty tenía una bacteria en los pulmones, después fui yo a otro informe pero me dijo qe estaba evolucionando bien y que le habían quitado el oxigeno, pero yo le dije al doctor que estaba intubada y el doctor se sorprendió, se fue a preguntar y cuando regresó me dijo ‘es verdad, su hermana está intubada’, me dijo que se había confundido por tanto paciente que tenían”, relató Oscar en entrevista con Forbes México.   

Durante dos días más los pronósticos siguieron siendo poco favorables, pero la familia insistía en los resultados de la prueba. 

También lee: Esto es lo que hacen las empresas contra el Covid-19

“Yo les pregunte a los médicos si le podían hacer la prueba a mi hermana, porque también vivo con mi madre que es de la tercera edad y es hipertensa, es una persona vulnerable y pues además por la seguridad de la familia. Me dijeron que sí se la habían hecho”. 

Paty falleció dos días después, detalló su hermano, pero los resultados del examen que supuestamente le fue aplicado nunca llegaron. 

“El 22 de abril me dijeron que era urgente que me presentará con los papeles originales, me fui para allá y cuando llegue el doctor me metió a su oficina y me dio la noticia de que había fallecido. Pero le pedimos los resultados de la prueba, le volvi a comentar que estaba preocupada por mi mamá y me dijo que tuviera precauciones que por el tipo de estudios que le hicieron había hasta 70% de probabilidad que fuera Covid-19 y me dijeron que llamará la próxima semana para que me dieran los resultados”. 

Después de una semana y esperando que le dieran un diagnóstico certero de lo que había hecho enfermar a su hermana, se le comunicó a la familia de Paty que no aparecía en el sistema de las personas a las que le hicieron el examen de Covid-19. 

Sigue la información de la Economía y Finanzas en nuestra sección especializada

“Me dijeron que desafortunadamente no estaba en el sistema, que ellos habían pensado que la prueba se la habían hecho en urgencias La Villa, pero pues si la razón por la que la trasladaron de la Villa era justo porque ahí no tenían pruebas. Obviamente eso me tienen muy molesto porque en el hospital Enrique Cabrera me dijeron que ahí se la habían hecho y al final nada, ahora estoy en incertidumbre está de por medio la salud de mi madre y la mía además o tengo que seguir saliendo a comprar comida”. 

Al final los médicos le señalaron a la familia que si no tenia ningun sintoma de fiebre, tos seca, dolor de cabeza o corporal, lo único que tenían que hacer era tomar precauciones y le pidieron un correo para enviarle los resultados… si los encontraban.  

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

CFE perdió 858% más en el primer trimestre de 2020
Por

La CFE, dirigida por Manuel Bartlett, atribuyó el resultado negativo a la debilidad del peso frente al dólar durante el...