Alex Akimov llegó a los Estados Unidos a los 19 años como guitarrista apasionado por la música y con un gran sueño: generar un impacto en la industria musical. Alex aprendió inglés y se sumergió en todos los aspectos de la industria musical más allá de la música al convertirse en manager musical.

La transición de guitarrista de gira a manager musical marcó un momento crucial en la carrera de Alex. En equipo con su esposa, Lani, Alex profundizó en el naciente mundo del marketing en redes sociales durante el explosivo auge de plataformas como Facebook, Twitter e Instagram en la década de 2010. 

Juntos, planearon el ascenso de la banda de chicos New District al estrellato mundial, aprovechando el poder de las redes sociales para catapultar al grupo al centro de atención. El meteórico ascenso de la banda, marcado por una nominación al Teen Choice Award y codiciadas giras junto a artistas estimados como Bebe Rexha y Fifth Harmony, obtuvo una gran aclamación y llamó la atención de los titanes de la industria Randy Jackson y Mike Caren.

Impulsado por su éxito con New District, Alex se embarcó en su siguiente empresa, sentando las bases de lo que se convertiría en una agencia líder en marketing musical, Simple Social, en 2017. Como fundador de esta innovadora agencia de marketing digital, Alex revolucionó el panorama del marketing musical con estrategias únicas y herramientas de análisis de vanguardia.

Basándose en su profundo conocimiento de la música y la ciencia de datos, perfeccionado a través de sus estudios en la Academia de Música de Los Ángeles y el MIT, Alex fue pionero en el concepto de mercados desencadenantes y orientación geográfica para ayudar a los artistas a crecer llegando a sus fans en todo el mundo.

Este enfoque asignó estratégicamente presupuestos de marketing a mercados más pequeños y sin explotar antes de expandirse a otros más grandes, facilitando el crecimiento orgánico y global de los artistas emergentes.

Apoyado por el triunfo de Simple Social, Alex puso la mira en su proyecto más ambicioso hasta el momento: Sound.Me. Lanzado en 2022, Sound.Me se convirtió en una fuerza disruptiva en el mercado de los creadores, acumulando casi 1 millón de usuarios en su primer año. En el centro de la innovación de Sound.Me se encuentra la utilización de tecnología de inteligencia artificial totalmente capacitada para agilizar las colaboraciones entre artistas e influencers.

Al eliminar la necesidad de negociaciones prolongadas mediante la evaluación del valor del creador a través de análisis avanzados, Sound.Me garantiza que los artistas y los sellos reciban un valor promocional óptimo para sus inversiones. Con sus capacidades de orientación geográfica y su interfaz intuitiva, Sound.Me permite a los usuarios lanzar campañas hiperlocalizadas con una facilidad incomparable, remodelando fundamentalmente el panorama de la promoción musical a escala global.

“Nuestro objetivo principal a través de los ambiciosos desarrollos de nuestra plataforma es educar al mercado sobre el marketing de influencers”, comparte Akimov. “Y hemos integrado la IA para agilizar el proceso de pago y simplificar la interacción entre marcas y creadores”.

A medida que la industria de la música continúa evolucionando, Alex se compromete a capacitar a los artistas y creadores de contenido para que se asocien y ayuden a que la buena música se difunda en todo el mundo.

 

Siguientes artículos

ola de calor-temperaturas-México
Latinoamérica registró su año más caluroso en 2023: ONU
Por

Un informe de la ONU señala que, durante 2023, Latinoamérica tuvo temperaturas récord, además de registrar sequías en la...