La renuncia de Carlos Urzúa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) el 9 de julio es hasta el momento la baja más sensible en las filas de la llamada Cuarta Transformación.

La salida no fue en lo absoluto tersa. Por un lado, Urzúa acusó en una breve carta que habían tomado decisiones sin el suficiente sustento y que le resultó inaceptable la imposición de funcionarios sin el conocimiento adecuado por parte de “personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”.

En respuesta, el presidente Andrés Manuel López Obrador tildó al arquitecto de la parte económica de su proyecto de neoliberal y reveló que cuando éste le presentó un borrador del Plan Nacional de Desarrollo, se lo regresó.

“Era como si lo hubiera hecho (Agustín) Carstens o (José Antonio) Meade”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa del 10 de junio.

Aunado a esto, López Obrador dijo que Urzúa había tenido diferencias con el jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo; con la titular del SAT, Margarita Ríos-Farjat, y con el extitular del IMSS, Germán Martínez.

Este último había renunciado un mes y medio antes y también acusó en una carta la injerencia indebido de Hacienda en el IMSS.

La misma tarde del día que Urzúa renunció, el titular del Poder Ejecutivo nombró en reemplazo a Arturo Herrera, quien era el número dos en la SHCP.

La oportunidad de Urzúa para responder vino días después en una entrevista publicada en la revista Proceso. En ella, aclaró que el funcionario al que había acusado de conflicto de interés era Alfonso Romo debido a la participación de familiares suyos en la Casa de Bolsa Vector.

Además, el exfuncionario acusó a Romo de ser un hombre de extrema derecha y cuestionó la cercanía que entabló con él López Obrador.

Lee también: Cambios en el Coneval fueron para sacar al modelo neoliberal: AMLO

El exsecretario también calificó al presidente de ser conservador en lo fiscal, pues él sí consideraba necesaria una reforma fiscal que reducir la desigualdad en el país y obtener más recursos para el gobierno, pero AMLO prometió no hacer ninguna reforma de este tipo al menos en la primera mitad de su sexenio.

Entre otras críticas a colaboradores de la administración federal, entre ellos Manuel Bartlett por la renegociación de los contratos con empresas que construyeron gasoductos –lo cual se solucionó satisfactoriamente–, Urzúa admitió que no estuvo de acuerdo con la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco y que no veía “óptimo” apostar por la construcción de la refinería de Dos Bocas en lugar de promover en Pemex la exploración y producción de crudo.

Un relevo forzado en el Coneval

De varias maneras, el presidente López Obrador ha dejado en claro que no simpatiza con la forma de trabajar de los distintos organismos autónomos de la administración pública y en julio tocó el turno de hacer un relevo en la secretaría ejecutiva del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Así, Gonzalo Hernández Licona fue sustituido por José Nabor Cruz.

No te pierdas: Guevara pedirá a AMLO más presupuesto tras resultados en Lima 2019

Atletas mexicanos sorprenden en Lima

Los atletas mexicanos que compitieron en los Juegos Panamericanos Lima 2019 rompieron todos los pronósticos hechos y consiguieron la mejor participación de México en toda la historia la competencia. En total, la delegación nacional obtuvo 136 medallas –37 de otro, 36 de playa y 63 de bronce– y rompió su récord de 133 obtenido en Guadalajara 2011.

Descarga aquí el PDF del Anuario 2019.

 

Siguientes artículos

Andres-Manuel-Lopez-Obrador
2019 termina bien en lo económico y no habrá sorpresas en 2020: AMLO
Por

“Estamos concluyendo el 2019 con muy buenos resultados, independientemente de los macroeconómico, que eso a veces se que...