Reuters.- México repatrió 15,000 migrantes en el último mes, dijo un alto funcionario que admitió un aumento en las devoluciones, en medio de fuertes presiones del presidente Donald Trump para frenar los crecientes flujos a su país.

Tonatiuh Guillén, director del Instituto Nacional de Migración (INM), no dijo a qué países fueron devueltos los migrantes que cruzan por México, aunque históricamente la mayoría de ellos procede de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Un tercio de los migrantes que actualmente llegan a México son menores de edad y también hay más de 1,000 migrantes cubanos en el sur del país, sostuvo Guillén en conferencia de prensa.

Responsabilidad

Guillén agregó que 11,800 personas habían sido devueltas en las primeras tres semanas de abril, un número que supera los 9,650 registrados durante todo el mes de abril del año pasado.

Junto a Guillén, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, dijo que México no es responsable del aumento “inédito” del número de inmigrantes centroamericanos que entran al país, muchos de los cuales están varados en la frontera norte, a la espera de solicitar asilo en Estados Unidos o esperando respuesta a sus procesos.

Sánchez admitió que México tiene la obligación de controlar su frontera con Guatemala y que los migrantes que entran al país deben respetar las leyes mexicanas y registrarse ante las autoridades.

Más detenciones

Después de una oleada el año pasado de centroamericanos que intentaban entrar a Estados Unidos, la mayoría por medio del asilo, Trump amenazó el mes pasado con cerrar su frontera con México si su vecino del sur no detenía de inmediato la “inmigración ilegal”.

El Gobierno del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha incrementado las detenciones de migrantes y restringido el acceso a visas humanitarias, frenando el flujo de caravanas hacia el norte y dejando a cientos de personas atrapadas en el sur, han denunciado organizaciones de protección a migrantes.

Funcionarios del gobierno de López Obrador estimaron el martes que en los primeros tres meses del año cruzaron el territorio unos 300,000 migrantes con la intención de entrar a Estados Unidos.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que viajará el 7 de mayo a Washington para hablar con autoridades del gobierno de Trump sobre migración y cómo mejorar la relación bilateral.

Paramilitares

El grupo de civiles armados que han publicado videos dónde se muestran deteniendo a migrantes que cruzaron ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México cumplieron con un ultimátum recibido para abandonar su campamento y parecían estar volviendo a casa, dijo el jefe de la policía local.

Durante dos meses, los miembros de los Patriotas Constitucionales Unidos (UCP, por su sigla en inglés) acamparon junto a una vía de ferrocarril propiedad de Union Pacific Corp cerca de Sunland Park, Nuevo México, en el extremo sureste del estado, en la frontera de Texas.

El jefe de la policía de Sunland, Nuevo México, Javier Guerra, dijo que el grupo abandonó su campamento tras la solicitud de Union Pacific Railroad, que dijo que habían traspasado sus tierras. “Parece que hay un poco de desencanto (…) dijeron que (…) volverían a sus hogares”, señaló.

En retirada

El campamento sirvió como base para el pequeño grupo, que afirma haber ayudado a la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos a detener a unos 5.600 migrantes, la mayoría de ellos familias centroamericanas que buscan asilo, en los últimos 60 días.

Union Pacific dijo el martes en un comunicado que el grupo no tenía permiso para estar en su propiedad y que los miembros de UCP habían invadido las tierras de la compañía para llegar a su campamento.

El portavoz de UCP Jim Benvie había dicho antes que un oficial de la policía ferroviaria de Union Pacific visitó el campamento el sábado y que el grupo iba a cumplir con la solicitud de la compañía de que se mudara.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles acusó la semana pasada al grupo de detener ilegalmente a los migrantes, una acusación que el grupo niega.

Lee también: 

Arrestan a líder de grupo paramilitar que detiene a migrantes a punta de pistola

 

Siguientes artículos

3 de los 10 libros más vendidos hablan de este político: Nielsen
Por

La lectura representa la quinta práctica más común entre la población mexicana después de ver televisión, ejercitarse y...