El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) recibió una multa de 63 millones de pesos por el monopolio de taxis de origen.

“Dicha conducta tuvo por objeto y efecto impedir el acceso de nuevos agentes económicos que pudieran prestar el servicio de taxi para competir con los existentes, así como establecer ventajas exclusivas para determinadas agrupaciones que ya proporcionaban el servicio, lo que generó un daño al proceso de competencia y libre concurrencia”, explicó la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) en un comunicado.

Esta práctica monopólica, conocida como “discriminación de trato”, se desarrolló en el mercado del servicio público de transporte federal de pasajeros con origen en el Aeropuerto, detalló el órgano regulador.

El AICM tiene poder sustancial en el mercado, pues es el único que puede autorizar el acceso a la zona federal y de estacionamiento para la prestación del servicio  de taxis.

Lee también: Uber llega a Cancún (olvídate de los taxistas que te quieren robar en el aeropuerto)

“Para prestar el servicio de taxi en el aeropuerto de la Ciudad de México se debe tener un permiso expedido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y a su vez celebrar con el AICM un contrato de acceso a la zona federal”, explicó Cofece.

La práctica monopólica ocurrió cuando el AICM impuso:

• Condiciones diferentes para prestar el servicio de taxi.  Incorporó en los contratos las siguientes cláusulas discriminatorias: 1) el incremento de unidades sólo se realizaría respecto de aquellos agentes económicos que en ese momento se encontraran en operación. Asimismo, en el caso de existir una subasta pública para incrementar el número de taxis, los permisionarios o agrupaciones que en ese momento prestaran el servicio, tendrían preferencia respecto de aquellos que no lo hicieran; 2) el aumento de unidades se realizaría de manera proporcional al número de unidades que cada agrupación tuviera.

• Cláusulas discriminatorias. El AICM otorgó diversos descuentos a las agrupaciones en el pago de la contraprestación por el servicio de acceso, pero no utilizó criterio o metodología alguna para hacerlo, y otorgó quitas por montos y temporalidades distintas. Por ejemplo, a algunos prestadores les proporcionó una reducción de 35% y a otros de 20%, aun cuando los agentes económicos se encontraban en igualdad de circunstancias.

Además de la multa, Cofece ordenó al Aeropuerto  corregir y suprimir contratos y convenios, así como cláusulas identificadas como anticompetitivas que el AICM impuso a las agrupaciones y los permisionarios.

También precisó que la asignación de nuevos contratos de acceso a zona federal o el incremento de unidades deberá realizarse mediante licitación o concurso.

La comisión añadió que la asignación de nuevos contratos de acceso a zona federal, así como el incremento de unidades para prestar el servicio de taxi en el aeropuerto de la Ciudad de México, deberán realizarse a través de licitación o concurso, procedimiento que el AICM deberá solicitar y obtener la opinión del órgano regulador.

 

Siguientes artículos

Kimberly-Clark invertirá 400 mdp en 2016 y 2017
Por

La cifra preliminar de Kimberly-Clark considera múltiples proyectos como expansión de capacidad, mejora de procesos y ma...