DW.- Luisa W. está estudiando para su maestría y acaba de llegar de clase. Pero la clase de política de hoy estuvo lejos de ser ordinaria: la lección fue secreta y se llevó a cabo en un edificio de alta seguridad. Luisa se encuentra entre la primera generación de alemanes en ser matriculada en el programa de maestría en Estudios de Inteligencia y Seguridad (MISS). Y, por razones obvias de seguridad, debe mantener su apellido en secreto.

Antes de inscribirse, Luisa contribuyó con varias ramas de la agencia de inteligencia extranjera de Alemania y trabajó con el equipo de análisis de contraterrorismo en operaciones y con la administración de la agencia. Ahora, después de 10 años de servicio, ha decidido participar en el programa MISS.

Misterioso museo de espías abre en Washington con sorpresas ocultas

“Disfruto tener un descanso de mi trabajo normal y tener tiempo para pensar sobre temas diferentes”, dice a DW. “Me interesa la relación entre nuestras agencias de inteligencia y la sociedad alemana”. Su estudio incluirá una amplia gama de cursos, incluyendo uno dedicado al análisis de inteligencia y otro sobre inteligencia cibernética.

El programa de estudios MISS no está abierto a cualquier postulante. Solo personas empleadas por la agencia de inteligencia extranjera de Alemania, el servicio de contrainteligencia militar, el servicio de inteligencia nacional y las fuerzas armadas pueden inscribirse. Los oficiales de policía activos en estos campos y los funcionarios públicos que trabajan para ministerios cuyas actividades tienen relación con asuntos políticos y de seguridad sensibles también pueden aplicar. Para ser admitidos, los estudiantes deben someterse a un exhaustivo proceso de investigación, al igual que los profesores.

Grupos heterogéneos enriquecen el aprendizaje

El programa de estudios se lanzó en enero, con cursos introductorios obligatorios para cualquier persona sin experiencia previa de trabajo con una agencia de inteligencia alemana. Ahora que estos cursos preliminares terminaron, todos los estudiantes llegaron a Berlín, donde se llevará a cabo el verdadero trabajo de la maestría.

“Los estudiantes forman un grupo muy heterogéneo”, dice Jan-Hendrik Dietrich, director del departamento. “Hay estudiantes realmente jóvenes de las fuerzas armadas, de solo 22 o 23 años de edad. Pero también hay algunos de las agencias de inteligencia, que tienen mucha experiencia y han trabajado en la amenaza que representa la extrema derecha y la extrema izquierda”. Dietrich resalta que estos grupos enriquecen la experiencia de aprendizaje al compartir sus ideas.

El logo del servicio federal de inteligencia (BND) se puede ver en la entrada de su sede después de la ceremonia de apertura del programa de maestría en Estudios de Inteligencia y Seguridad.

TAMBIÉN LEE:  Cómo estudiar espionaje en Alemania

Promover la cooperación interinstitucional

Dietrich y sus colegas confiaron en la colaboración de expertos internacionales para crear el programa. Universidades de Estados Unidos y Reino Unido, después de todo, han estado ofreciendo programas de estudio dirigidos al personal de agencias de inteligencia durante décadas. Su propósito es construir una comunidad de inteligencia unida y fomentar la colaboración entre diferentes agencias.

“Queremos entrenar a una cohorte de líderes de pensamiento crítico y reflexivo, no a hombres que solo obedecen y simplemente reportan lo que el gobierno quiere escuchar”, dice Dietrich. También apunta que una vez que los estudiantes hayan completado la maestría, podrán poner en práctica sus nuevos conjuntos de habilidades para usar y promover la cooperación interinstitucional.

A pesar de su experiencia previa, Luisa expresa que el enfoque en ciberseguridad del programa ha ampliado su horizonte. “Tengo poca experiencia trabajando en esta área, por lo que es realmente útil comprender cómo se generan los datos utilizados para el análisis”.

Cuando se gradúe después de dos años, regresará a la agencia de inteligencia extranjera y será parte de la nueva comunidad de inteligencia de Alemania. “Hasta ahora he sido generalista y eso es lo que seguiré siendo, aunque tendré una posición diferente y tendré una mayor responsabilidad”.

 

Siguientes artículos

Suma un millón de personas el universo de posibles deportados: USCIS
Por

Alrededor de un millón de personas con órdenes de deportación son el objetivo general de las redades que este domingo in...