El Departamento del Trabajo dijo que su índice de precios al productor para demanda final subió 0.4% el mes pasado tras elevarse 0.5% en mayo; fue el segundo mes consecutivo de incremento en los precios al productor.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Los precios al productor en Estados Unidos subieron más de lo esperado en junio debido a un alza del costo de la gasolina y de una serie de otros bienes, lo que indica que la reciente baja de los precios debido a los costos del petróleo se está acabando.

El Departamento del Trabajo dijo el miércoles que su índice de precios al productor para demanda final subió 0.4% el mes pasado tras elevarse 0.5% en mayo. Fue el segundo mes consecutivo de incremento en los precios al productor.

Un alza de 0.7% en los precios de los bienes respondió por casi dos tercios del aumento del IPP el mes pasado.

En los 12 meses hasta junio, el IPP cayó  0.7% tras declinar 1.1%  interanual en mayo.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el IPP subiera 0.2% el mes pasado y bajara 0.9% en la comparación interanual.

Un desplome de los precios del petróleo y el fortalecimiento del dólar han contenido a la inflación al productor y contenido las presiones generales sobre los precios domésticos.

La inflación se está estabilizando en la medida en que los precios del crudo se elevan sostenidamente, pero la fortaleza del dólar sugiere que cualquier incremento será gradual.

Señales de una aceleración de la inflación respaldan la opinión de que la Reserva Federal elevará las tasas de interés este año.

Un reporte publicado el martes mostró una debilidad generalizada en los precios de las importaciones en junio, lo que remarca el impacto de la apreciación de 11.6% del dólar frente a las divisas de los principales socios comerciales de Estados Unidos desde junio de 2014.

El mes pasado, los precios de la gasolina se elevaron 4.3% tras aumentar 17% en mayo. Los costos de los alimentos subieron 0.6% en junio luego de un incremento de 0.8% el mes anterior.

La escasez de huevos y un brote de gripe aviaria, que llevó al sacrificio de millones de gallinas, sigue presionando a los precios de los alimentos.

Los precios mayoristas del huevo escalaron en un récord de 84.5% el mes pasado tras aumentar 56.4% en mayo.

Los precios más altos de la gasolina y los alimentos probablemente impacten en el índice de precios al consumidor de junio, que será publicado el viernes.

El volátil componente de servicios comerciales, que refleja mayormente los márgenes de ganancias de minoristas y mayoristas, se elevó 0.2% en junio tras subir 0.6% en mayo.

Una medición clave de las presiones a los precios al productor que excluye alimentos, energía y servicios comerciales subió 0.3% el mes pasado tras caer 0.1% en mayo. El llamado IPP subyacente subió 0.7% en los 12 meses hasta junio.

 

Siguientes artículos

Menores costos legales impulsan ganancias de BofA
Por

La ganancia neta atribuible se duplicó hasta los 4,990 millones de dólares, en tanto que los ingresos totales, sin consi...