Muchos recuerdan a Bernardo Sepúlveda Amor por su trayectoria como juez de la Corte Internacional de Justicia en las Naciones Unidas, por su paso en la Secretaría de Relaciones Exteriores en la década de los 80 y por su experiencia como embajador de México en Estados Unidos y en Gran Bretaña.

Pero pocos saben que este diplomático de larga trayectoria, reconocido entre otras cosas por impulsar, en 1983, junto con el gobierno de Panamá, Colombia y Venezuela, el Grupo Contadora, para mediar en los conflictos armados de esa época en Centroamérica, también ha estado sentado en consejos directivos de empresas como ICA y la firma de telecomunicaciones Altán Redes, donde actualmente funge como presidente.

Bajo esa mirada internacional de consejero de empresas, pero también de diplomático, Bernardo Sepúlveda advierte la necesidad de que el próximo gobierno de México realice una tarea exhaustiva para hacer alianzas con otros países, más allá de la que, durante décadas, ha mantenido con Estados Unidos.

Las razones para él son puntuales: “Hay una preocupación seria. El gobierno de EU tiende hacia un aislacionismo altamente indeseable. Las tendencias nativistas traen como consecuencia un desapego de las responsabilidades que tiene ese país como gran potencia; es decir, está dejando de cumplir tareas de orden mundial”.

PUBLICIDAD

El experto internacional comenta dos ejemplos que ilustran la ausencia de EU de los grandes temas globales: el retiro decidido del presidente Donald Trump del Acuerdo de París sobre cambio climático, y la ruptura del pacto con Irán para detener la carrera armamentística nuclear de ese país.

“Estados Unidos es uno de los países más contaminantes del mundo [es responsable del 27% de las emisiones de CO₂ en el mundo, según datos del Centro de Análisis de Información sobre Dióxido de Carbono] y su salida del Acuerdo de París significa dejar abierta la puerta para que esta contaminación continúe y se agrave. No es un tema menor: es parte de la agenda mundial”, comenta Bernardo Sepúlveda.

Sobre la decisión de Trump de romper el pacto nuclear con Irán que había impulsado su antecesor, Barack Obama, el diplomático apunta que esto no sólo implica la posibilidad de que Irán y sus aliados impulsen nuevamente la fabricación de armas nucleares, sino que también, y posiblemente lo más preocupante, se fracture la relación de Estados Unidos con Reino Unido, Alemania y Francia, toda vez que tanto Theresa May, como Angela Merkel y Emmanuel Macron han rechazado la posición del gobierno de Trump en este tema.

A la debilitada influencia de Estados Unidos en temas de orden mundial, Sepúlveda añade un tema que hoy ocupa y preocupa a México: la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en donde lo que se ha dejado percibir es que “Donald Trump ignora los beneficios que este acuerdo ha traído para su país. Entonces, ahí hay un conflicto entre la modernización de un instrumento de gran valor y la tendencia nacionalista radical que abomina los tratados. De ahí la necesidad de ver más allá de las fronteras”.

Te puede interesar: AMLO propone a Ebrard como el Canciller de su próximo Gobierno

Bernardo Sepúlveda asegura que es importante que México voltee de nueva cuenta a América Latina y la vea como un socio. Foto: Fernando Luna Arce/Forbes México.

¿Cuáles son las potencias con las que el siguiente gobierno debería tejer nuevas alianzas?

“Me parece indispensable que México profundice su relación con China. Es una potencia que está actuando de manera notable en todas las esferas internacionales, en el ámbito de desarrollo económico y social, en términos de presencia política en África, Asia y en la propia América Latina. Sólo hay que ver los acuerdos económicos, financieros y comerciales a los que ha llegado con Brasil, Argentina, Chile… El de Perú es ejemplar, pues se han impulsado proyectos económicos y políticos conjuntos”.

No es que la relación de México con el dragón asiático sea nula, aclara Bernardo Sepúlveda; simplemente que “es una presencia menos notable y evidente, aunque todo apunta a que se irá incrementando”. De 2003 a 2007, China invirtió 110,879 mdd en América Latina; de ese total, el país azteca sólo captó el 5.4%, de acuerdo con datos del Ministerio de Comercio de la República Popular de China.

“Como sabemos, ya se suscribió el Tratado Transpacífico en su segunda versión, en el que, por petición de Trump, EU decidió no entrar. A los 11 países que lo integran [Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelandia, Perú, Singapur y Vietnam] se podría sumar China. De esta forma, algo que originalmente era un proyecto del presidente Obama, por la autoexclusión de EU podría ser el país asiático el beneficiado”, dice Bernardo Sepúlveda.

Pero, cuando el experto en política exterior llama a apuntalar las alianzas de México, no sólo se refiere a las que ya teje con las economías del Tratado Transpacífico, que representan 15% del mercado mundial, o con China. También piensa en la relación del país azteca con el resto de Latinoamérica.

“Resulta importante” dice Bernardo Sepúlveda, “que México voltee de nueva cuenta a América Latina y la vea como un socio privilegiado en todos los ámbitos de actividad económica, política, cultural… Todo, basado en la colaboración, en donde se identifiquen estrategias y objetivos comunes que lleven a una asociación regional con mayor presencia e influencia en el ámbito internacional”.

El diplomático pone como ejemplo la Alianza del Pacífico, integrada por Chile, Colombia, Perú y México, creada en abril de 2011, y cuyo mercado ha liberalizado 92% del universo arancelario de productos y servicios, con un plan para desgravar el resto de bienes en un plazo de 3 a 17 años.

“En suma, entendiendo lo que sucede en nuestra relación con el país vecino, requerimos de alianzas para funcionar en el plano internacional y lograr intereses comunes con una variedad de países afines a México y, como segundo paso, tenemos que identificar los temas que nos pueden vincular a esas naciones para trabajar en ellos”, concluye Bernardo Sepúlveda.

Te puede interesar: ¿Qué le espera a López Obrador en materia económica?

 

Siguientes artículos

¿Por qué el cine mexicano se pierde de un mercado de 16,660 mdp?
Por

En México hay talento, infraestructura y un mercado inmenso, pero los proyectos cinematográficos locales son auténticas...