El presidente Andrés Manuel López Obrador buscará reunirse con las empresas que han recibido permisos para importar gasolina para revisar por qué no han hecho efectivos éstos.

En conferencia de prensa, el mandatario recordó que tras al reforma energética del sexenio pasado, el gobierno comenzó a otorgar permisos para que empresas privadas pudieran importar combustibles, sin embargo, esto apenas ha avanzado, de forma que Pemex ingresa al país el 95% de la gasolina que se demanda.

En total, 522 permisos de importación de gasolinas se encontraban vigentes a fines de 2018 en manos de personas físicas y empresas, de acuerdo con cifras del gobierno federal con corte al 28 de noviembre.

Entre los permisionarios están empresas que han abierto gasolineras, tales como Chevron, BPExxonMobil, Total y Shell, así como otras firmas comercializadoras de hidrocarburos, entre ellas TrafiguraGlencore.

PUBLICIDAD

También han recibido permisos compañías automotrices como Volkswagen, Nissan, Toyota, General Motors, Kia, Ford, Mazda y Ford.

“Con la reforma energética se entregaron concesiones para gasolinerías, de las 12,000 estaciones, hay alrededor de 4,000 nuevas concesiones a distintas corporaciones y empresas; sin embargo, la mayor parte de esas nuevas concesiones son abastecidas por Pemex. Pemex sigue abasteciendo alrededor del 95% de todo el combustible que se consume”, reprochó López Obrador.

En el mismo sentido, calificó que se entregaron permisos “en demasía”, ya que si bien el país consume 800,000 barriles diarios, se dieron licencias para importar en total 1 millón 500,000 barriles diarios.

Por ello, en el marco de la crisis de distribución que se originó por el combate al robo de gasolina, el presidente indicó que quiere hablar con los permisionarios para saber por qué no se han llevado a cabo las importaciones autorizadas.

“Sin ánimos de confrontación, buscando acuerdos, vamos a establecer comunicación con los poseedores de estos permisos para que puedan ser operados, utilizados; que si hay obstáculos burocráticos, se quiten y esto va a ayudar también a que se disminuya la presión y más pronto podamos normalizar el sistema de distribución de combustible”, detalló.

En este último asunto, el mandatario mencionó que su administración seguirá haciendo acopio de pipas para movilizar más gasolina en lo que se termina de reforzar la seguridad de los ductos y analiza el traslado en tren.

“Vamos también a transportar combustible por ferrocarril, ya se está explorando esa posibilidad y los concesionarios de ferrocarriles están cooperando”, comentó.

BP analiza traer a México gasolina de su refinería en Washington

 

Siguientes artículos

moodys
Desabasto impactará calificación de México, pero será limitado: Moody’s
Por

El impacto en la calificación de México no será significativa a menos que el desabasto se prolongue hasta afectar la act...