Reuters.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este sábado que no permitirá que el gasoducto Tuxpan-Tula que construirá la canadiense TC Energía atraviese una localidad del estado de Puebla, tras recibir públicamente quejas de una comunidad indígena de la zona.

El año pasado, México llegó a acuerdos con varias empresas −incluida TC Energía− en la renegociación de multimillonarios contratos de gasoductos, poniendo fin a la amenaza de la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) de ir a arbitrajes internacionales por varias cláusulas de los contratos de siete ductos.

El surgimiento de nuevas disputas atentaría contra la seguridad jurídica que requiere garantizar México para atraer nuevas inversiones que saquen a la segunda economía latinoamericana del estancamiento económico en que entró en 2019, aunque el mandatario mostró disposición a pagar de ser necesario.

“Sí les digo aquí en San Pablito Pahuatlán (Puebla), aunque tengamos que pagar, pero no va a pasar el gasoducto por los cerros sagrados. Y no vamos a aceptar esas condiciones. Vamos a proponerles otros trazos que no afecten las zonas sagradas y no estarles pagando”, dijo López Obrador.

“Ya vamos a arreglar este asunto. Pero les digo a ustedes, en el peor de los casos, no va a pasar por este cerro ese gasoducto”, agregó el mandatario desde Puebla.

Lee también: Estados Unidos quiere invertir en gasoducto en el sur de México

Previamente, Gabino Hernández, representante indígena náhuatl en la comunidad poblana Xolotla, había solicitado a López Obrador en el evento cancelar el paso del gasoducto Tuxpan-Tula por el Cerro Sagrado del pueblo San Pablito, en Puebla, alegando daños al manto acuífero.

TC Energía, antes TransCanada, ganó en 2015 un contrato de 25 años para construir un gasoducto que se originará en Tuxpan, Veracruz, y se extenderá por los estados Puebla e Hidalgo para proveer gas natural a las centrales eléctricas de la CFE en esas entidades, así como en el centro y occidente del país.

No obstante, poco después de que el gobierno mexicano llegó a acuerdos con varias empresas encargadas de construir estos gasoductos, medios locales publicaron que seguían abiertas las negociaciones con TC Energía respecto a dos ductos que todavía no estaban funcionando, incluyendo el de Tuxpan-Tula.

Según información de TC Energía, el gasoducto Tuxpan-Tula iba a requerir una inversión estimada de 500 millones de dólares y se suponía que debía entrar en operación en el último trimestre de 2017, lo cual no ha ocurrido hasta ahora.

 

Siguientes artículos

AMLO, ¿sin un verdadero frente opositor?
Por

El PAN, PRI y PRD se mostraban como los más fuertes en el Senado, ya que representaban el 75%, sin embargo hoy en día ap...