DW.-  ¿Habrá pronto un nuevo acuerdo sobre el Brexit? Quizás sí, quizás no. Quién sabe. “Aunque el comportamiento de Gran Bretaña es extremadamente molesto, ahora es el lado europeo al que le toca apretar los dientes y no perder la paciencia”, dice el presidente de la asociación de comercio exterior BGA, Holger Bingmann. Si bien, todos podrían a estar alturas estar hartos con el ir y venir del Brexit, BGA pide respirar hondo. Un Brexit caótico, sin acuerdo, eventualmente sería la peor de todas las variantes posibles, dice Bingmann. Hasta ahora, el Brexit está programado para el 31 de octubre. Pero para eso, la Cámara de los Comunes británica tendría que aceptar el contrato renegociado con la UE la semana pasada.

¿Otra postergación?

Sin embargo, el parlamento británico sorprendentemente, el pasado sábado 19 no votó el acuerdo. En cambio, aprobaron una moción para posponer la decisión. Esto hace menos probable un Brexit caótico con todas sus turbulencias económicas a fines de octubre.

Además, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, confirmó la recepción de la solicitud británica de aplazamiento del plazo del Brexit más allá del 31 de octubre. Ahora discutirá con los líderes de la comunidad cómo reaccionar. Un representante de la UE indicó que la solicitud original no fue firmada por el primer ministro británico, Boris Johnson.

TAMBIÉN LEE: Antes muerto que aplazar el Brexit: Boris Johnson

Éste había acordado, tras largas negociaciones, un acuerdo de retirada enmendado, que fue inmediatamente aprobado por los líderes europeos. El nuevo pacto aclara la cuestión sobre cómo se establecerá una frontera entre Irlanda, un Estado miembro de la UE, e Irlanda del Norte.

Limbo paralizante

Holger Bingmann advirtió en el Rheinische Post el lunes 21 de octubre sobre más daños a la economía. “Es increíble lo que los británicos esperan de sus socios europeos. Las empresas a ambos lados del Canal continúan suspendidas en el aire y aún no saben cuándo y cómo dar forma a sus procesos de aduanas y comercio en el futuro”, criticó.

No obstante, los británicos ponen a prueba la paciencia de Europa. “Las víctimas son una vez más las personas, pero por supuesto también las compañías, porque eso prolonga el estado paralizante del limbo con sus efectos negativos en la economía en ambos lados del canal”.

Menos inversión

Estas consecuencias también son confirmadas por un estudio realizado por el Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW). “La continua incertidumbre está ejerciendo presión sobre la economía alemana”, dice el reporte. El resultado: moderación, especialmente en términos de inversión.

Los cálculos del DIW señalan que, debido a la incertidumbre generada desde el referéndum, el crecimiento económico en Alemania ha sido en promedio de 0,2 puntos porcentuales más bajos por año de lo que hubiera sido sin la aprobación del Brexit. En general, las pérdidas de crecimiento ascienden a aproximadamente 0.8 puntos porcentuales desde junio de 2016, una tendencia que persiste.

Esto no es sorprendente. Ya en 2016, el DIW predijo: “Es probable que los efectos persistan más allá del corto plazo, ya que las negociaciones para abandonar la Unión Europea demoren varios años”. Por lo tanto, se puede esperar un menor impulso en la inversión. Además, señaló que esta evolución también se haría sentir en la zona euro. “Si bien es probable que los efectos comerciales desempeñen un papel importante, la menor demanda del Reino Unido se ve frenada por las exportaciones de la zona del euro, y es probable que la devaluación de la libra refuerce esta disminución a medida que las importaciones se vuelvan más caras desde el punto de vista británico”, pronosticó el DIW.

Básicamente, la incertidumbre tiene tres dimensiones, explica Ferdinand Fichtner, jefe del Departamento de Política Económica del DIW en Berlín: “No sabemos cuándo se produce la retirada, pero tampoco sabemos en qué condiciones se produce, incluso, no se puede precisar si será difícil para las empresas. También para nosotros, los investigadores económicos, resulta difícil evaluar las consecuencias reales de la nueva relación entre la UE y Reino Unido, por lo que hay muchas inseguridades”.

¿Qué pasa si …?

Según el estado actual: en caso de un Brexit sin acuerdo, Reino Unido volvería a la condición de tercer país para la UE en sus relaciones comerciales mutuas. “Esto debería conducir a restricciones inmediatas a la libertad de movimiento en el mercado laboral y al movimiento de bienes, servicios y capital entre Gran Bretaña y la UE“, dice el DIW. Sobre todo, es probable que el tráfico de mercancías afecte a la economía alemana.

Según los cálculos de DIW, en caso de que se produzca el Brexit a fines de octubre, las tasas de crecimiento del PIB en Alemania sería de 0.4% más bajo en 2020 y 0.3% más bajo en 2021. Un Brexit desordenado probablemente golpearía a la economía alemana más duramente en 2020. El efecto negativo en Alemania debería disminuir gradualmente desde la primera mitad de 2021 en adelante.

Un Brexit con acuerdo amortiguaría severamente las pérdidas de ingresos, como lo reveló un estudio de la Fundación Bertelsmann. Un Brexit sin acuerdo significaría para Alemania enfrentar pérdidas de ingresos de alrededor de diez mil millones de euros por año, mientras que en caso de un Brexit regulado estas pérdidas podrían reducirse a la mitad.

Reino Unido no se beneficiaría más: en un Brexit sin acuerdo, Reino Unido tendría, según el estudio, pérdidas de ingresos por un total de 57 mil millones de euros por año. A diferencia de un Brexit pactado, en el que las pérdidas llegarían a unos 32,000 millones de euros.

¡También hay ganadores!

También hay países, fuera de Europa, que pueden beneficiarse del Brexit. Según el estudio de Bertelsmann, los ingresos de Estados Unidos podrían aumentar en alrededor de 13,000 millones de euros por año en caso de un Brexit sin acuerdo. En China, los ingresos aumentarían en unos 5,000  millones de euros anuales y en Rusia se esperaría un ligero aumento de unos 260 millones de euros anuales.

Los autores del estudio dicen: “El Brexit afecta negativamente a las cadenas de valor europeas, haciendo que el comercio dentro de Europa sea más costoso y las relaciones económicas con el resto del mundo más atractivas”.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Biogen
Biogen revive medicamento contra Alzheimer; acciones suben cerca de 30%
Por

Biogen Inc anunció un gran avance en su tratamiento para el alzheimer, obtuvieron resultados de que el fármaco mejora la...