Por Kelly Phillips Erb

Apple repatriará el efectivo generado fuera de Estados Unidos. Ese fue el anuncio del gigante tecnológico en un comunicado en su sitio web, que dice:

Apple, que ya es el mayor contribuyente de los Estados Unidos, anticipa pagos de impuestos por repatriación de aproximadamente 38,000 millones de dólares (mdd) como lo requieren los recientes cambios a la ley tributaria. Un pago de ese tamaño probablemente sea el más grande de este tipo que se haya realizado.

Al 30 de septiembre de 2017, las presentaciones de la compañía en la SEC indicaban que el efectivo, los equivalentes de efectivo y los valores negociables en poder de sus subsidiarias extranjeras ascendían a un total de 252,300 millones de dólares (mdd). La compañía señaló en el documento que “las cantidades mantenidas por subsidiarias extranjeras generalmente están sujetas a impuesto sobre la renta en EU”.

PUBLICIDAD

Asumiendo que Apple está repatriando efectivo (o equivalente de efectivo), bajo la nueva tasa de impuesto de repatriación del 15.5%, eso significa que la compañía planea repatriar un poco más de 245,000 millones, que sería similar al total retenido en el exterior. Un correo electrónico a la compañía confirmando el dato no fue respondido inmediatamente.

Antes de la nueva ley de impuestos, las empresas estadounidenses estaban sujetas a impuestos sobre todas las ganancias, sin importar dónde se obtuvieran. Eso cambió bajo la reforma fiscal. Ahora, las empresas de EU sólo pagan impuestos sobre las ganancias obtenidas dentro del país. Sin embargo, compañías como Apple ya habían almacenado activos en el extranjero dado que la repatriación habría implicado el pago de un impuesto.

Bajo la nueva ley impositiva, el Congreso implementó un impuesto único de “repatriación” para alentar a las compañías a recuperar esos fondos. La idea es que liberar efectivo varado en el extranjero debería estimular la inversión y crear empleos en Estados Unidos. Sin embargo, un estudio del Centro de Presupuesto y Procedimientos de Políticas (CBPP) mostró que no siempre ha sido así: durante un feriado fiscal de 2004, la mayoría de las empresas aprovecharon los ahorros pagando dividendos o comprando acciones. En cuanto a los empleos, Pfizer, Merck, Hewlett-Packard, Ford y Pepsi repatriaron dinero y posteriormente hicieron recortes.

Apple ha indicado que no será su caso. La declaración en el sitio web agrega que “Al combinar nuevas inversiones y el ritmo actual de gasto de Apple con proveedores y fabricantes nacionales —un estimado de 55,000 millones para 2018— la contribución directa de Apple a la economía estadounidense será de más de 350,000 mdd en los próximos cinco años, sin incluir el actual pago de impuestos de Apple, los ingresos fiscales generados por los salarios de los empleados y la venta de productos de Apple”.

Apple había sido criticada por estacionar enormes cantidades de efectivo en el extranjero. En 2010, Steve Jobs, entonces CEO de Apple, notó que la compañía se estaba aferrando al efectivo a la espera de “una o más oportunidades estratégicas únicas”. Casi al mismo tiempo, el gigante tecnológico contrató a la firma de cabildeo Fierce, Isakowitz y Blalock de Washington, DC, lo que muchos consideraron como un primer paso para cortejar a aquellos en el Congreso que podrían ser más amigables con sus preocupaciones sobre impuestos y privacidad.

En 2016, el CEO de Apple, Tim Cook, dijo que no repatriaría los fondos de Apple en el extranjero “hasta que haya una tasa justa”. En ese momento, se decía que Apple tenía más de 230,000 millones en efectivo en el extranjero. A una tasa impositiva del 40%, que incluye las tasas impositivas estatales, devolverlos al país le habría costado 92,000 millones. Para poner eso en perspectiva, en ese momento era el doble del presupuesto anual para el Departamento de Seguridad Nacional.

Hoy, sin embargo, Cook hizo hincapié en el compromiso de la compañía con la economía de Estados Unidos y dijo: “Apple es una historia de éxito que solo pudo haber sucedido en Estados Unidos y estamos orgullosos de aprovechar nuestra larga historia de apoyo a la economía estadounidense. Creemos profundamente en el poder del ingenio estadounidense y estamos enfocando nuestras inversiones en áreas en las que podemos tener un impacto directo en la creación de empleo y la preparación laboral. Tenemos un profundo sentido de responsabilidad para devolverle a nuestro país y a las personas que nos ayudan a tener éxito posible.”

Luego del anuncio, las acciones de Apple subían 0.43% en la bolsa de Nueva York, a 179.91 dólares.

 

Siguientes artículos

amazon-solar-rooftop
México ya no es opción para la segunda sede de Amazon
Por

Al quedar fuera del proceso, el país se pierde los 5,000 mdd que la gigante del comercio electrónico contempla invertir...