Para los próximos cuatro años, Argentina prevé inversiones en el mercado de telecomunicaciones cercanas a los  20,000 millones de dólares, gracias a los cambios regulatorios que abrirán el juego a nuevos actores a partir del 2018.

La convergencia tecnológica que disponen los cambios forma parte del plan general del presidente Mauricio Macri, quien llegó al poder en diciembre, de liberar la economía para atraer las inversiones necesarias para que el país vuelva a crecer tras años de estancamiento.

Las dos mayores empresas de telefonía del país, Telecom y Telefónica de Argentina, ya anunciaron millonarias inversiones para mejorar sus servicios, en tanto que el multimedios Grupo Clarín escindirá a Cablevisión SA, su unidad de negocios del cable, internet y telefonía, para que se focalice en telecomunicaciones.

Lee también Proyectos de telecomunicaciones, sin daño por súper dólar

“En la medida en que consigamos dictar una norma con reglas de juego claras, conseguir espectro e incentivar la competencia, me parece que la cifra de 5.000 millones de dólares por año es una cifra posible”, dijo a Reuters el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, en referencia a los próximos cuatro años.

El funcionario dijo que empresas como Motorola y AT&T quieren invertir en el país, lo que ayudaría a ofrecer al usuario mejores servicios a menores costos.

“Argentina es uno de los mercados más importantes a nivel mundial (…), y seguimos buscando maneras de continuar creciendo nuestra marca en el país”, dijo Motorola Mobility LLC en un comunicado.

AT&T no respondió la consulta de la agencia Reuters.

A poco de asumir la presidencia, Macri firmó un decreto que habilita a las empresas telefónicas a ofrecer a partir de enero de 2018 contenidos audiovisuales, un rubro que en Argentina es dominado por el servicio de cable de Cablevisión.

 

Siguientes artículos

¿La educación universitaria debe ser negocio?
Por

Mientras cientos de instituciones de educación superior venerables padecen para pagar sus cuentas, una nueva generación...