La empresa Altas invertirá 600 millones de dólares (mdd) en proyectos de energía renovable de América Latina.

“Tenemos un compromiso de inversión con el fondo Acti a nivel latinoamericano de 600 mdd en toda la región”, reveló Camilo Serrano, gerente general de Atlas en entrevista con Forbes México.

Los recursos se distribuirán para proyectos en Brasil, Chile, Uruguay y México.

El pasado 2 de abril, la firma compró a SunPower el proyecto solar Guajiro, con una capacidad instalada estimada en 126.5 megavatios pico (MWp),  en el municipio de Nopala de Villagrán, Hidalgo, sin revelar el monto de la operación.

PUBLICIDAD

La empresa espera sumar 600 MW a dos proyectos que tiene en Chihuahua y Aguascalientes con los que estudia postularlos a la cuarta subasta eléctrica o elaborar contratos bilaterales con otros clientes.

“Tenemos México como un mercado foco donde vemos un alto potencial para el desarrollo y construcción de plantas de energía renovable, eólicas y solares”, detalla el directivo.

Guajiro encaja en su estrategia de proyectos desarrollados por Sunpower, ganador de un contrato de compra-venta en la primera subasta con CFE. “Nuestro perfil es minimizar el riesgo de desarrollo”

El proyecto, que entrará en operación en el segundo trimestre de 2019, generará cerca de 300 gigavatios hora (GWh) de energía limpia anualmente.

Además de Guajiro, Atlas tiene otras plantas en Chihuahua y Aguascalientes,  que pueden ir a la subasta o con contratos bilaterales para clientes industriales.

Su meta es crecer en en los siguientes 24 meses a 800 MW, guajiro es la primera piedra.

Para Serrano, México es el nivel donde observa mayor crecimiento renovable en los últimos dos años, con contratos otorgados de energía para 7 GigaWatts de capacidad instalada.

Pero nuestro país no es el mejor ejemplo en materia de contratos. De acuerdo con el Índice de Transición Energética del World Economic Forum, Nuestro país ocupa el lugar 91 de 114.

En segundo lugar de relevancia aparece Brasil,  donde cuentan con una cartera de 400 MW. Aunque el directivo matiza que los contratos brasileños son en reales, lo que implica un riesgo cambiario.

“Buscamos retornos en dólares. En México los contratos están indexados en dólares, esto los hace bastante atractivos porque eliminas el riesgo cambiario”, mencionó.

En el ranking del WEF, Brasil se posiciona mejor que México en el lugar 67.

También planea participar  en el mercado colombiano, que está pensando en abrir subastas  renovablesy haciendo la regulación. Tenemos en la mira. La oportunidad peruana le gusta, pero reconoce las oportunidades son menores.

“La idea es tener algo balanceado, tenemos el capital para crecer en México”.

 

Siguientes artículos

Comercio electrónico B2B y su valor agregado
Por

La base para la transformación digital de una empresa B2B es la integración de las ventas en el e-commerce y la identifi...