Durante 2016 hubo un incremento de casi 400% en los ataques de malware en móviles.

Los smartphones fueron los dispositivos más afectados, pues sumaron el 85% de todas las infecciones de los dispositivos móviles en la segunda mitad de 2016, dio a conocer Nokia en la edición más reciente de su Estudio Global de Seguridad.

Durante el periodo mencionado, las infecciones en los smartphones se incrementaron 83% en comparación con la primera mitad del año (0.09% vs 0.49%) y aumentaron casi 400% en todo 2016.

Según el estudio de Nokia, la tasa de infección de dispositivos móviles se incrementó continuamente el año pasado y alcanzó 1.35%, el nivel más alto registrado desde el lanzamiento del estudio en 2012.

PUBLICIDAD

Los smartphones y tabletas con Android continuaron siendo los objetivos principales, lo que refleja la prevalencia de dicho sistema operativo en todo el mundo.

“La tasa de infección de dispositivos continúa aumentando: creció 63% en general en el segundo semestre de 2016, comparado con la primera mitad del año”, dice el estudio.

También puedes leer: Judy, el virus que afecta a 36 millones de usuarios de Android

A finales de 2016, continua del documento de Nokia, el botnet Mirai infectó a un gran porcentaje de dispositivos Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) con tres de los más grandes ataques DDoS de la historia, incluido un asalto que inhabilitó muchos servicios de alto perfil.

Estos ataques subrayan la urgente necesidad de incrementar la seguridad para proteger los dispositivos IoT de ataques y explotación ilegal en el futuro.

Por otro lado, los sistemas PC con Windows representaron el 15% de las infecciones con malware en la segunda mitad de 2016, abajo del 22% en la primera mitad del año.

“La tasa de infección mensual en redes fijas residenciales de banda ancha promedió fue de 10.7% en la segunda mitad de 2016, por debajo del 12% en la primera mitad del año y del 11% en 2015”, dice el Estudio Global de Seguridad.

Para Diana Coll, directora de Mercadotecnia y Comunicaciones de Nokia para America Latina, la seguridad de los dispositivos IoT se ha convertido en una preocupación mayor.

“Los ataques Mirai del año pasado demostraron cómo es que miles de dispositivos IoT inseguros pudieron ser secuestrados para lanzar ataques DDoS. Los riesgos se incrementarán a medida que los dispositivos IoT continúan proliferando en número y variedad”, comentó.

 

Siguientes artículos

Javier Simán deja a la Asociación Salvadoreña de Industriales
Por

El empresario respondió que es prematuro hablar de candidaturas a la presidencia de El Salvador.