El índice de precios al consumidor de la región creció un 0.3% a finales de 2013, lo que ubicó a la tasa de inflación anual en un 0.8% desde 0.9%.

 

Reuters

BRUSELAS – La inflación de la zona euro se desaceleró en diciembre, según confirmó la oficina de estadísticas de la Unión Europea, de acuerdo a lo que el Banco Central Europeo (BCE) adjudicó la semana pasada a un cambio excepcional en el método de cálculo de alza de precios en Alemania.

PUBLICIDAD

Los precios al consumidor en los 17 países que comparten el euro crecieron un 0.3% en el último mes del 2013, lo que ubicó la tasa de inflación anual en un 0.8%, por debajo del 0.9% de noviembre y apenas superando el 0.7% registrado en octubre.

El BCE, que quiere mantener la inflación por debajo pero cerca del 2% a mediano plazo, espera un período prolongado de baja inflación, aunque no ve un riesgo inmediato de deflación.

“Todos sabíamos que la caída en la tasa de inflación en diciembre (…), primero era esperada, y fue causada por un ajuste técnico en las estadísticas de la inflación de los servicios en Alemania”, dijo el presidente del BCE, Mario Draghi, la semana pasada.

“Esto produjo básicamente un ajuste estacional más tenue e implicó que los datos de diciembre fueran menores al 0.9%. Pero afortunadamente este fue un episodio excepcional, por lo que los datos de enero no se verán distorsionados por esto”, añadió.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, dijo previamente que era poco probable que los precios al consumidor se desaceleren más y que el actual nivel bajo no implica una amenaza importante para la recuperación económica.

El nivel de inflación de octubre alcanzó un mínimo de casi cuatro años y llevó al BCE a un recorte de su tasa de interés clave a un mínimo récord del 0.25% en noviembre.

El aumento de la inflación en diciembre estuvo dirigido por un alza del 0.6% tanto en los precios de los servicios como en los altamente volátiles costos de la energía.

Los precios de los alimentos, el alcohol y el tabaco aumentaron un 0.5%, mientras que los costos de los bienes industriales no energéticos cayeron un 3.0% al compararlos con noviembre.

En Alemania, la mayor economía de Europa, los precios al consumidor aumentaron un 0.5% mensual en diciembre, pero la inflación anual cayó a un 1.2% desde un 1.6% el mes anterior.

La tasa de inflación anual de España se mantuvo en el 0.3% por segundo mes consecutivo en diciembre, luego de permanecer estable en octubre.

En Portugal, en tanto, la inflación anual creció por tercer mes consecutivo, pero aún se ubicó en apenas un 0.2% en el último mes del 2013.

La caída de las tasas de inflación está relacionada con un ajuste económico general y la restauración de la competitividad de los países de la periferia sur de Europa, donde el crecimiento colapsó durante la crisis y generó un impulso masivo de austeridad.

 

Siguientes artículos

Los mejores países para retirarse este año
Por

La 23ª edición del Índice Anual Global de Retiro clasifica los mejores destinos internacionales para vivir cuando llegue...