La Asociación de Banqueros Hipotecarios dijo que su índice desestacionalizado de actividad de solicitudes de hipotecas cayó 2.5% en la semana que terminó el 23 de agosto.

 

Reuters

NUEVA YORK.- Las solicitudes de préstamos hipotecarios en Estados Unidos bajaron por tercera semana consecutiva, mientras que las tasas hipotecarias promedio alcanzaron su mayor nivel de este año, aunque la demanda por crédito para compras de viviendas aumentó, mostraron datos de un grupo de la industria.

PUBLICIDAD

La Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA, por su sigla en inglés) dijo el miércoles que su índice desestacionalizado de actividad de solicitudes de hipotecas, que incluye tanto la demanda para refinanciamiento como para compras de casas, cayó 2.5% en la semana que terminó el 23 de agosto, luego de bajar un 4.6% la semana previa.

El declive se produjo en momentos en que las tasas hipotecarias a 30 años aumentaron en 12 puntos básicos, a un 4.80%, su mayor nivel en lo que va del año, según datos de la MBA.

El sondeo cubre más de un 75% de las solicitudes hipotecarias residenciales minoristas de Estados Unidos, de acuerdo a la MBA.

Los costos de endeudamiento han subido en más de un punto porcentual desde fines de mayo ante la expectativa de que la Reserva Federal reduzca pronto sus compras mensuales de bonos, que hasta ahora han mantenido las tasas bajas.

La Fed comenzó el programa de compras de bonos hace casi un año para darle impulso a una débil recuperación en la economía estadounidense.

Tasas más altas han disuadido a prestatarios a refinanciar hipotecas existentes. El índice de refinanciamiento cayó un 5.4% la semana pasada y la participación del refinanciamiento en la actividad hipotecaria total bajó a un 60%, el menor nivel desde abril del 2011.

En tanto, la medición de solicitudes de préstamos para comprar casas, un importante indicador de ventas de viviendas, avanzó un 2.4%.

El sector inmobiliario ha sido un punto brillante en la recuperación estadounidense, con un alza sostenida de los precios desde comienzos del 2012. Sin embargo, los economistas prevén que el ritmo de ese incremento se desacelere a medida que transcurra el año.

Otro informe divulgado la semana pasada mostró que las ventas de nuevas casas unifamiliares cayeron con fuerza en julio a su menor nivel en nueve meses.

Eso ha inyectado algo de incertidumbre en el debate sobre cuándo la Fed comenzará a desacelerar sus estímulos.

Los mercados esperan en su mayoría que la Fed comience a reducir sus estímulos el mes próximo, aunque muchos analistas afirman que el banco central de Estados Unidos lo pensará dos veces sobre mayores tasas de interés a largo plazo si hay evidencias de que las tasas están afectando al sector inmobiliario.

Aún así, las tasas permanecen bajas de acuerdo a estándares históricos y la mayoría de los economistas no creen que los mayores costos pongan fin a la recuperación. En el corto plazo, también podría llevar a potenciales compradores a actuar antes de que las tasas suban más.

 

Siguientes artículos

Crece la demanda de onzas de plata libertad
Por

Los mexicanos corren al amparo financiero de la plata cada vez que hay elevada inflación o bien una crisis económica....