Reuters.- La Junta de Gobierno del banco central de México coincidió en que las expectativas de inflación para el cierre de 2018 mostraron ligeros movimientos a la baja, aunque reiteró que existen riesgos al alza para el indicador, según la minuta de su más reciente reunión de política monetaria, divulgada este jueves.

Desde finales de enero, el índice general de precios al consumidor comenzó una tendencia de ralentización a tasa interanual, tras tocar su mayor nivel en casi 17 años en diciembre de 2017.

Sin embargo, en la primera quincena de mayo, la inflación general revirtió la trayectoria de desaceleración y se ubicó en 4.46 por ciento a tasa interanual, por encima de las expectativas del mercado y del 4.41% de la segunda mitad de abril.

“Las expectativas de inflación general para el cierre de 2018 mostraron ligeros movimientos a la baja, mientras que las de mediano y largo plazos se mantuvieron estables”, dijo la minuta.

PUBLICIDAD

No obstante, la mayoría de miembros de la Junta de Gobierno estimó que el balance de riesgos para la inflación permanece sesgado al alza y destacó entre las principales amenazas que la moneda nacional continúe presionada en respuesta a un entorno de mayores tasas de interés externas y la fortaleza del dólar.

Lee: Ante aranceles de EU, Banxico monitoreará el mercado cambiario

También mencionó la incertidumbre asociada a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la elección presidencial del 1 de julio en México.

La Junta de Gobierno reiteró que “ante la presencia de factores que, por su naturaleza, impliquen un riesgo para la inflación y sus expectativas, de ser necesario la política monetaria actuará de manera oportuna y firme para lograr la convergencia de esta a su objetivo de 3%”.

La mayoría de los integrantes coincidió en que el balance de riesgos para el crecimiento continúa sesgado a la baja, dada la incertidumbre que aún prevalece en la economía.

En cuanto a la posición cíclica de la economía, la mayoría de los miembros destacaron que las condiciones de holgura se mantuvieron estrechas, especialmente en el mercado laboral, de acuerdo a las minutas.

Hacia adelante, la Junta dijo que mantendrá una postura monetaria prudente y continuará dando un seguimiento especial al traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, a la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos y a la evolución de las condiciones de holgura en la economía.

 

Siguientes artículos

A qué deben temer y a qué no los inversionistas en España e Italia
Por

Forbes México consultó a dos economistas españoles su opinión acerca de cómo los posibles cambios de gobierno en Italia...