El comité ejecutivo de seis miembros, que se reunió el martes, es el núcleo de los 25 miembros del Consejo de Gobierno, que fija las políticas y que está convocado el jueves para decidir si el banco inicia un programa de alivio cuantitativo, es decir, la impresión de moneda para comprar bonos.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

El comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) propuso un programa de alivio cuantitativo que consideraría compras de bonos por unos 50,000 millones de euros (58.000 millones de dólares) a partir de marzo, dijo el miércoles una fuente de la eurozona.

Reuters no pudo confirmar reportes de otros medios sobre la duración del programa de alivio cuantitativo propuesto.

The Wall Street Journal publicó que duraría al menos un año y la agencia Bloomberg dijo que las compras se prolongarían hasta fines de 2016.

El BCE no quiso comentar el reporte, en el que el periódico citó a personas cercanas al asunto.

El comité ejecutivo de seis miembros, que se reunió el martes, es el núcleo de los 25 miembros del Consejo de Gobierno, que fija las políticas y que está convocado el jueves para decidir si el banco inicia un programa de alivio cuantitativo, es decir, la impresión de moneda para comprar bonos.

Las expectativas del mercado son altas con pronósticos de que el BCE anunciará un plan a gran escala, pese a la oposición del banco central alemán -el Bundesbank-, y la preocupación en Berlín de que la iniciativa genere una ola de derroche de recursos en países que han sido lentos a la hora de implementar reformas económicas.

Una encuesta de Reuters a operadores de mercado mostró el lunes que se espera que el BCE anuncie un plan de compra de bonos soberanos por 600,000 millones de dólares, aunque no creen que será suficiente para que una inflación en declive vuelva al objetivo de la autoridad monetaria.

Los precios al consumidor de la zona euro cayeron un 0.2% en tasa interanual el mes pasado, muy por debajo de la meta del Banco Central Europeo de algo menos de un 2%.

El BCE ya ha recortado la tasa de interés a mínimos históricos, comenzó a comprar activos del sector privado y ha entregado cientos de miles de millones de dólares en préstamos baratos a los bancos. El alivio cuantitativo es la última gran herramienta de política monetaria a su disposición.

Al comprar bonos soberanos, el BCE mostraría su compromiso de impulsar la inflación. Además, generaría “un efecto de cartera” que llevaría a inversores a moverse a otros activos, algunos fuera de la zona del euro, lo que depreciaría la moneda única.

 

Siguientes artículos

Toyota prevé menores ventas en 2015
Por

Toyota dijo el miércoles que espera que las ventas globales de vehículos en el 2015, incluyendo las de las subsidiarias...