Ante la cercanía de celebraciones como Navidad y Año Nuevo, y las compras de regalos que están conllevan, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), señaló que la llamada “fast fashion” o moda rápida hace que la gente compre cada vez más rápido, ya que los textiles no siempre son de la mejor calidad.

Bershka, Bestseller, Boohoo, C&A, Charlotte Russe, Cotton On, Espirit, Fashion Nova, Five Foxes, Forever 21, Gap, Uniqlo, Victoria’s Secret y Zara, son las marcas detectadas por este organismo.

Profeco invitó a los consumidores a verificar la calidad de las prendas antes de adquirirlas, haciendo mención de que la durabilidad y conservación de la ropa pasó de años a meses:

“Cada vez la ropa deja de ser funcional antes de lo esperando, causando que se deseche más rápido. Lo anterior, sumado a las tendencias estilísticas que tienen menor vigencia, hacen que el consumidor se vuelva adicto a comprar ropa que deja de servir cada vez más rápido”.

La llamada “fast Fashion” consiste en “comprar más, usar menos”, es decir, temporadas en las que la ropa “vive” en los anaqueles sólo unas semanas antes de la introducen de prendas nuevas; además de que ésta es fabricada de forma acelerada y a bajo costo.

Esto ha echo que sea considerada como una de las industrias más dañinas y contaminantes para el medio ambiente, según un reporte de la ONU, ya que la producción textil es responsable del 20% de las aguas residuales globales y del 10% de las emisiones globales de carbono.

Además la industria de la moda global también se ha visto afectada por el bienestar animal y problemas de derechos humanos en los procesos de fabricación de sus productos.

Con información de El Universal.

Lee también: La moda es una de las industrias más contaminantes: ONU

 

Siguientes artículos

Exclusiva | Pemex evaluará megayacimiento Zama en enero de 2020
Por

El director de Pemex dijo que la perforación del pozo Asab-1 ayudará a definir los porcentajes que le tocan a cada empre...